Últimas noticias
Skip to main content

La directora Comercial de Gerdau Metaldom invita a las jóvenes a seguir
construyendo espacios para las futuras generaciones.

Por Danielis Fermin

El Inmobiliario

SANTO DOMINGO.-La industria del acero ha sido considerada por muchos años como un espacio
masculino. Sin embargo, en los últimos años, la participación femenina va en aumento. Un ejemplo de esto es Karina Gil, directora Comercial de Gerdau Metaldom, una de las empresas líderes de República Dominicana y el Caribe en la producción de acero para la construcción y la industria.

Al responder preguntas para El Inmobiliario, Gil dijo que ser mujer es «sinónimo de
fortaleza, pasión y enfoque en dar siempre la milla extra en todas las facetas de nuestro actuar».

Karina Gil, directora Comercial Gerdau Metaldom. (Fuente externa).

Esta mujer de Alta Gama invitó a las féminas a que sigan trabajando para ser referentes de tenacidad, entrega, dedicación, pero, sobre todo, exhortó a ser un «género que se supera cada día y que sale a jugar todos los días un rol protagónico y transformador».

Gil, quien tiene más de 20 años de experiencia, precisó que entiende que, «cada vez más, la mujer ocupa el espacio relevante que le corresponde dentro de los diferentes ámbitos de la sociedad».

Su trayectoria es una evidencia de que sí es posible ocupar posiciones de alto impacto dentro de las diferentes industrias, especialmente, aquellas que históricamente habían sido lideradas por hombres.

Manifestó que se siente honrada de poder representarlas en un sector tan importante como el acero. Al referirse a la relevancia del Día Internacional de la Mujer, por el cual El Inmobiliario ha desarrollado la serie «Mujeres de Alta Gama», señaló que «es una efeméride que, si bien busca reconocer nuestros aportes, no define quiénes somos y las motivaciones que nos mueven».

Sin embargo, a pesar de resaltar los avances que han tenido a lo largo de los años, afirmó que siempre hay espacios para mejorar. «Es un viaje heroico, y cada vez más nos ganamos a pulso el reconocimiento de nuestra labor».

Aseguró que las mujeres tienen un rol multiplicador. «Como género, hemos demostrado nuestra capacidad de jugar múltiples roles, con niveles de pasión y compromiso indiscutibles. Somos ejemplo de resiliencia, fomentamos el respeto mutuo entre las generaciones y aportamos a la construcción de una sociedad más justa y orientada a alcanzar objetivos comunes».

Gil valoró el trabajo que han realizado sus sucesoras y destacó que la nueva generación de mujeres ha encontrado un camino fértil, el cual sigue en construcción.

Por lo tanto, indicó que «tienen la responsabilidad de continuar ganando espacios, logrando conquistas y, sobre todo, apostando a un futuro mejor para las siguientes generaciones».