Últimas noticias
Skip to main content

El color no sólo es sensación, sino que básica y principalmente es emoción. Saber cuáles son los colores que te favorecen y potencian, te va a permitir armar tu propio look y estilo. Además, generando armonía entre los tonos que lleves puestos, vas a generar un impacto positivo de manera instantánea.

Veamos dos manera en las que puedes combinar los colores de un atuendo teniendo en cuenta el círculo cromático:

  • Colores Análogos: Los colores análogos son aquellos que se parecen por su cercanía en el círculo cromático. A nivel visual son menos impactantes, y ¡nunca fallan! (Ejemplo: Azul y celeste, rosa y fucsia)
  • Colores Complementarios: Son aquellos colores opuestos en el círculo cromático. Esta combinación te dará un look más impactante, ¡hay que saber lucirla! (Ejemplo: Rojo y verde, naranja y violeta).

Si no sientes tanta seguridad para mezclar colores, puedes utilizar conjuntos monocromaticos (todo del mismo color) o acromaticos (solo en tonos negros, blancos y grises). Estas combinaciones siempre quedan bien.

También puedes analizar si quieres usar colores fríos o cálidos. En general esta elección varía mucho con la estación del año, de manera intuitiva, pero además depende de qué te favorezca más. La decisión es personal, pero puedes guiarte por cuáles van mejor con tu color de ojos, pelo y piel.

Otra cuestión que tienes que tener en cuenta a la hora de conformar un atuendo es si estás utilizando tonos neutros o saturados. Lo más fácil para empezar, es realizar combinaciones de a dos tonos. Resulta seguro juntar dos neutros, ya que puede verse más sutil. Si buscás darle un poco de color, uno neutro y uno saturado puede quedar muy bien. En cambio las combinaciones de dos colores saturados son más riesgosas y debés asegurarte de que sean complementarias.

Por último veamos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de elegir con qué colores vestirse:

  • Los tonos neutros como el negro, el azul oscuro, el blanco o el gris son los más clásicos y adecuados para toda ocasión. 
  • Incorporá algún detalle de color para aportar calidez a tu look.
  • El azul oscuro es un color que puede generar confianza de manera inconsciente.
  • Los colores claros contribuyen a abrir los canales de comunicación.
  • Si vistes colores fríos usa accesorios plateados y si son cálidos, dorados.
  • Vestirse con tonos más oscuros de la cintura para abajo estiliza tu figura.

Tips para vestir bien en el sector inmobiliario

 Bolsos
No deben de ser desproporcionados con el tamaño de tu cuerpo, deben acompañar tu estructura.

‍Calzado

Un taco mínimo siempre ayuda a lucir estilizado y a sentirte cómodo.

‍Accesorios

Los que más se suelen usar son los relojes, pañuelos, collares y aros. La tela ideal para los pañuelos es la seda porque es más ligera, sofisticada y atemporal. ¿Cómo usarlos? En el cuello, anudados, sueltos y hasta con un moño frontal al mejor estilo corbata.

‍Corbatas

Nunca deben pasar la cintura del pantalón. La parte angosta de la corbata no debe verse. Los nudos deben estar bien ajustados (que no se vea el botón de la camisa). Nunca debe ser mucho más clara que la camisa.

‍Trajes

El look básico para trabajar en una inmobiliaria es el de traje o vestido formal, con todos sus complementos y accesorios.

Este va a ser tu punto de partida desde el cual vas a poder variar tus atuendos dependiendo de la ocasión. Por eso es importante que conozcas todos los secretos y consejos para lucirlos de la mejor manera.

  • Tiene que ser de calidad.
  • Combiná el color de la corbata con el del traje.
  • La camisa debe ser 100% de algodón.
  • Elige telas que rocen ligeramente en lugar de aferrarse al cuerpo.
  • Los estampados en las camisas marcan cierto grado de informalidad.

A la hora de adquirir el tuyo, prestá atención a los detalles: caída del pantalón, confección de bolsillos, el forro, la solapa, manga y botones del saco y el tercer bolsillo. 

  • Tiene que ser de