Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.-El Banco Central de la República Dominicana (BCRD), anunció este jueves la reducción de 25 puntos básicos a su tasa de interés, al disminuirla del 7.25 al 7.00 % anual.

La decisión fue tomada en la reunión de política monetaria de noviembre de este 2023, en la cual se acordó que la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) pasará del 7.75 al 7.50 % anual; mientras que la tasa de depósitos remunerados (Overnight) se reduce del 6.00 al 5.50 % anual, ampliando el rango inferior del corredor de tasas de interés del Banco Central.

En una nota de prensa, la entidad monetaria explicó que la medida de bajar la tasa de política monetaria (TPM) toma en consideración la evolución reciente del entorno internacional y el comportamiento de la economía dominicana, especialmente de la inflación.

En ese orden, indica que la inflación interanual se ha reducido significativamente durante el presente año y se encuentra dentro del rango meta de 4.0 % ± 1.0 %, como resultado de las políticas monetaria y fiscal implementadas, así como de las menores presiones de la demanda interna.

En este contexto de bajas presiones inflacionarias, el Banco Central ha reducido su TPM en 150 puntos básicos de forma acumulada desde su reunión de mayo.

Estas medidas se han complementado con un programa de provisión de liquidez por medio de la liberación del encaje legal y de la facilidad de liquidez rápida (FLR), que ha permitido la canalización de más de 159,000 millones de pesos a través de los intermediarios financieros para facilitar préstamos a los sectores productivos y los hogares en condiciones desfavorables.

Asimismo, con el objetivo de continuar apoyando la recuperación económica y mitigar el impacto adverso de los recientes eventos climáticos extremos, la Junta Monetaria aprobó una nueva FLR por 25,000 millones de pesos, dirigidos a los sectores agropecuario, comercio, construcción y hogares; así como a las micro, pequeñas y medianas empresas, incluyendo la manufactura.

De acuerdo con el documento de prensa, la inflación interanual ha disminuido de un máximo de 9.64 % en abril de 2022 a 4.35 % en octubre de 2023, equivalente a una caída de 529 puntos básicos durante este período.

De igual forma, la inflación subyacente, que excluye los precios de los componentes más volátiles de la canasta como los combustibles y algunos alimentos, mantiene la tendencia a la baja, al disminuir de 7.29 % en mayo de 2022 a 4.58 % en octubre de 2023.

«Hacia adelante, los modelos de pronósticos señalan que la inflación general y la subyacente se mantendrían en torno al valor central de la meta de 4.0 % ± 1.0 % durante el resto de 2023 y en el año 2024, en un escenario activo de política monetaria», destaca el Banco Central.

Perspectiva 2024

El Banco Central informó los detalles y su perspectiva para el 2024, destacando que la economía dominicana continúa su proceso de recuperación, con una expansión de 3.6 % interanual en octubre, superior al crecimiento interanual de 3.1 % en septiembre y de 2.6 % en el tercer trimestre de 2023.

El resultado de octubre reflejó el dinamismo del sector de hoteles, bares y restaurantes, así como el mejor desempeño de los sectores construcción, manufacturas, servicios financieros, comercio y agropecuario.

Hacia adelante, se espera que la actividad económica continúe dinamizándose gradualmente hacia su crecimiento potencial de 5 % en el 2024, apoyada en el programa de estímulo monetario y en una mayor inversión pública.

Contexto internacional

En cuanto al entorno internacional, la incertidumbre asociada a las condiciones financieras más restrictivas se ha moderado recientemente.

En Estados Unidos la actividad económica ha sido más resiliente de lo previsto, mientras la inflación continúa reduciéndose, al pasar de un máximo de 9.1 % en junio de 2022 a 3.2 % en octubre de 2023.

Ante este escenario, la Reserva Federal (Fed) mantuvo sin cambios la tasa de fondos federales en noviembre y los analistas del mercado prevén que la Fed ya ha finalizado su ciclo de incrementos, destaca la nota.

En la zona euro, la guerra entre Rusia y Ucrania ha influido en condiciones recesivas en algunas de las principales economías de este bloque de países. En tanto, la inflación interanual de la ZE se ha moderado hasta 2.4 % en noviembre.

En esta coyuntura, se prevé que el Banco Central Europeo no realizará aumentos adicionales de tasas de interés.

En América Latina, la inflación ha mantenido su tendencia a la baja, retornando al rango meta en varios de los países con esquemas de metas de inflación. Como resultado, la mayoría de estos bancos centrales se mantienen reduciendo sus tasas de interés de política monetaria durante los últimos meses, registrando una disminución de puntos básicos acumulada de: Costa Rica 275, Chile 225, Uruguay 225, Brasil 150, República Dominicana 150, Paraguay 125 y Perú 75.

En cuanto a las materias primas, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) disminuyó significativamente durante noviembre, cerrando el mes en niveles inferiores a los 80 dólares por barril, en la medida que la incertidumbre en torno a los conflictos geopolíticos se ha ido disipando.

En tanto los precios de otros commodities, como alimentos y metales, así como el costo de transporte de fletes, se han mantenido moderados contribuyendo a menores presiones inflacionarias importadas.