Últimas noticias
Skip to main content

Tomado del Listín Diario

SANTO DOMINGO.-Los adquirientes de viviendas de bajo costo disponen de varios mecanismos de apoyo gubernamental para su primera compra, como son el Bono ITBIS y el Bono Tierra, sin embargo a pesar de que ese mecanismo contribuye con el peso que significa para las familias, todavía el ingreso y otros puntos pendientes siguen frenando la reducción del déficit habitacional en el país.

En la actualidad, se considera una vivienda económica aquella valorada hasta los RD$5,025.380.75, tomando en cuenta el ajuste por inflación aplicado mediante resolución e inscripción en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII). De igual modo, también a este tipo de vivienda se le aplica una excención del impuesto de 3% sobre la transferencia.

El incentivo se utiliza para completar el inicial de la vivienda o aplicarlo al capital del préstamo, en caso de que el adquiriente haya completado el inicial. En términos generales, el Gobierno dominicano dispuso la denominación de “viviendas económicas” en proyectos de construcción orientados a la reducción del déficit habitacional desde hace años, tomando en cuenta que es uno de los derechos establecidos en la Estrategia Nacional de Desarrollo, en cumplimiento con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenibles) de Naciones Unidas.

El tema ha estado presente en la Mesa de Vivienda del sector construcción. No obstante, pese a que los costos se redujeron entre un 11 % y un 15 % en valor total por la aplicación de los incentivos gubernamentales que serían acreditados al inmueble, para una familia ubicada en los grupos de ingresos de clase pobre y clase media sigue siendo tedioso y de gran dificultad reunir el 25 % de estos para la compra de una casa por económica que sea su clasificación.

El porcentaje de 25 % de los ingresos familiares en el mes es uno de los requisitos que generalmente se pide al momento del financiamiento. Se recuerda que las viviendas económicas de los distintos proyectos habitacionales forman parte de la Ley 189-11, para el Desarrollo del Mercado Hipotecario y del Fideicomiso.

Este mecanismo es muy distinto de otros proyectos de vivienda para personas de escasos recursos, como el de Familia Feliz, mediante el cual cerca del 80 % del inicial queda cubierto con la asistencia gubernamental, según explicaciones oficiales otorgadas en el Ministerio de la Presidencia.

Los adquirientes de viviendas de bajo costo disponen de varios mecanismos de apoyo gubernamental para su primera compra, como son el Bono ITBIS y el Bono Tierra, sin embargo a pesar de que ese mecanismo contribuye con el peso que significa para las familias, todavía el ingreso y otros puntos pendientes siguen frenando la reducción del déficit habitacional en el país.

Impacto

Para Erika Mercedes, sería ideal que el inicial del valor total de la vivienda que quiere adquirir financiada en un proyecto privado, pueda ser menor al que se le exige porque según dice su sueldo es muy cerca de la exención del Impuesto Sobre la Renta (RD$35,000 por mes), y el monto exento es de RD$34.685 mensuales. Junto con el monto que gana su esposo apenas llegan a RD$70,000 brutos al mes, sin las reducciones de la seguridad social (salud y pensiones) y el gasto de la canasta familiar, incluyendo vivienda, servicios y educación de tres hijos. El de Etika es un solo un ejemplo de las dificultades que atraviesan todavía las familias para adquirir una casa económica y ubicación urbana.

Un derecho humano

En su artículo 11.1, los ODS tienen como mandato asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales hasta el año 2030.

Recientemente, la DGII informó que “en lo que va de este año 2024 y durante todo el 2023, la DGII ha pagado RD$1,986,346,097 por concepto de bonos para viviendas de bajo costo, beneficiando a 9,038 familias”.

El Gobierno dominicano ha entregado un total de RD$4,794,483,541.06 dirigidos a 25,359 familias que han sido beneficiadas, desde agosto del 2020, para adquirir viviendas de bajo costo a través del bono vivienda que se emite a través de la DGII

En lo que va de este año 2024 y durante todo el 2023, la DGII ha pagado RD$1,986,346,097 por concepto de bonos para viviendas de bajo costo, beneficiando a 9,038 familias.

En el año 2023 pagó RD$1,652,760,418.09, contribuyendo a que 7,662 familias cuenten con su primera vivienda, siendo la cifra más alta desde la creación de esta iniciativa. En el año 2022 pagó un monto RD$844,681,058.96, beneficiando a 4,612 familias. Mientras que, en el 2021 realizó un desembolso de RD$1,156,474,105.46 destinados a 7,059 familias. Para 2020 se realizó el pago de RD$706,982,278.68 con los cuales se beneficiaron a 4,650 familias.

Y ahora en 2024 ya se han desembolsado RD$333,585,697.87 distribuidos en 1,402 familias para la compra de viviendas valoradas hasta RD$5.025,380.75.

Para la diáspora

En el Gobierno anterior, de Danilo Medina, se dispuso eliminar el inicial a los dominicanos residentes en el exterior en una estadía del ex mandatario en Nueva York.