Últimas noticias
Skip to main content

La medida aplica para todas las propiedades a nivel mundial.

AGENCIA AFP

La plataforma de alquiler de viviendas Airbnb anunció ayer lunes que prohibirá las cámaras de seguridad al interior de los alojamientos para dar prioridad a la privacidad.

Anteriormente, la empresa permitía la instalación de videocámaras en zonas comunes, como pasillos y salones, siempre que fueran claramente visibles y se indicaran en los anuncios antes de reservar el alquiler.

Sin embargo, los usuarios se han quejado en redes sociales de encontrar dispositivos de grabación aparentemente ocultos en viviendas ofrecidas en Airbnb, algunos de ellos en zonas donde se espera privacidad.

«Airbnb prohíbe el uso de cámaras de seguridad en interiores en los alojamientos de todo el mundo como parte de los esfuerzos para simplificar nuestra política sobre cámaras de seguridad y otros dispositivos y para seguir dando prioridad a la privacidad de nuestra comunidad», dijo la compañía en una publicación de su blog.

La nueva política, junto con un endurecimiento de las normas sobre cámaras de seguridad exteriores en las propiedades en Airbnb, entrará en vigor el 30 de abril.

«Nuestro objetivo era crear normas nuevas y claras que proporcionen a nuestra comunidad una mayor claridad sobre lo que puede esperar de Airbnb», declaró Juniper Downs, responsable de política comunitaria y asociaciones.

Airbnb seguirá permitiendo las cámaras de timbre y los monitores de decibelios de ruido para la seguridad del hogar y para detectar a personas no autorizadas, según la empresa, con sede en la ciudad estadounidense de San Francisco.

Los anfitriones deberán revelar la ubicación de las cámaras de seguridad exteriores, que no podrán vigilar zonas como duchas o saunas al aire libre, apuntó Airbnb.