Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.- No obstante el panorama alcista que caracterizó el 2022, con respecto a los materiales de construcción y sus consecuencias que provocaron que los precios de las viviendas se dispararon hasta en un 40%, el mercado inmobiliario dominicano se mantuvo activo todo el año, aunque la curva de crecimiento del sector descendió significativamente, comparado con el pasado año.

A pesar de las condiciones de incrementos significativos en los materiales de construcción, que impactaron el alza del precio de las viviendas y generaron reacciones adversas en los adquirientes, el sector inmobiliario mantuvo durante este 2022 una dinámica de compra-venta muy activa”, sostiene el arquitecto Edgar Martínez, Broker Owner de Xtriba Inmobiliaria.

Para Maika Maldonado, una de las líderes de Premium Real Estate y de la Cooperativa Inmobiliaria, el 2022 ha sido un año de crecimiento, aprendizaje y  de mucha integración del sector. “ Las ayudas y cooperación entre agentes del sector lo palpe, lo viví, el área se unió, trabajamos todos por conseguir metas en proyectos comunes, el esfuerzo paga”.

Tony Galvez define este año como «lo máximo que se pudo haber esperado más allá de cualquier expectativa». Señala que las ventas explotaron, pese a que los precios que alcanzaron las propiedades fueron las cuotas más altas que haya visto en 17 años en los bienes raíces. «Fue una explosión de cierre de negocios, de construcción, fue una histeria pos-pandémica que la gente se vio impulsada a comprar casas y apartamentos que le permitieran una vida más libre  y garantizar un entorno saludable».

Martínez califica de muy positivo este año porque inició con muy buenas expectativas, generadas por los índices que arrojaban los organismos oficiales sobre el desempeño del sector en el 2021 y las proyecciones para este año que termina, con momentos efímeros y coyunturales de desaceleración, que en ningún momento estancaron su ritmo, pero afectaron en gran medida a los adquirientes, dice.

“Algunos factores han sido elementos claves para la dinámica positiva del sector,  y que han generado confianza e interés para la inversión inmobiliaria, motivada por el favorable panorama de desarrollo económico del país e impulsada por acciones determinantes, desde el sector privado y público”, sostiene el arquitecto al evaluar el 2022.

Maldonado destaca la unidad como uno de los principales soportes del año que casi termina, porque observó, dice, cómo los ingenieros, desarrolladores, constructores e inversionistas se apoyaron y creyeron en la capacidad de los agentes inmobiliarios para entregar en exclusiva sus proyectos “que son como sus hijos”.

“El sector dio la milla extra”, asevera manifestando su gratitud por “los equipos de apoyo que son la columna vertebral del engranaje de ventas”.

De su lado el líder de Xtriba Inmobiliaria destaca entre otros factores el panorama jurídico del sector que refuerza sus mecanismos a través de normativas, condiciones que han ido posicionando al sector inmobiliario como uno de los mercados de mayor crecimiento y estabilidad en el país, con importantes aportes al PIB, que ronda el 9%.

Entiende que se deben tomar medidas frente a la escalada alcista en el precio de los materiales para mantener positivo el panorama. “También, reiteramos nuestras consideraciones para que se promueva la aprobación del proyecto de Ley que cursa en el Congreso Nacional para regular el ejercicio del corretaje inmobiliario en el país”.

Perspectivas 2023

Maika Maldonado espera que el año por venir sea de muchas enseñanzas y progreso, que traiga grandes y buenos proyectos, toda vez que “la construcción es un pilar en la económica y nosotros los dominicanos sacamos de abajo, nos la ingeniamos para que las cosas funcionen y este 2023 no será diferente, veo clientes queriendo su hogar y los que están en el exterior queriendo el suyo para volver, declaró. «Afirmo y decreto un 2023 de muchas luchas para lograr tener nuestro techo”.

El ejercicio de este año 2022 “nos ubica frente a importantes retos, para que a pesar de las expectativas que podamos generar, como resultado, todos los actores del sector inmobiliario (desarrolladores, sector financiero, el Estado, inmobiliarias, agentes inmobiliarios, AEI, comunicadores, etc.) hagamos conciencia en la necesidad de generar e impulsar iniciativas prudentes y pertinentes que coadyuven al desempeño positivo e increscendo que viene experimentando el sector”, opina Martínez.

Considera el profesional que la sociedad requiere normativas de controles en la producción y comercialización de los insumos que hacen posible el producto final, que son los inmuebles.

Galvez sugiere a los agentes inmobiliarios asesorar oportunamente a los clientes, ante el panorama que predicen algunos economistas, de que se repetirá la crisis del 2008.

Señala que en países como República Dominicana, las crisis económicas tienen olas diferenciadas que a veces es difícil equiparar con la tendencia mundial.

En ese contexto, observa el tema de las gasolinas que en el país siguen altas y que es un factor determinante para la economía porque incrementa los precios de muchos productos.