Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.- Casi dos años después de que una parte del techo de su edificio se desplomara, el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), formalizó un acuerdo con varios abogados para reclamar la reparación de los daños ocasionados a la estructura, durante el derrumbe.

Se trata de la firma presidida por Emmanuel Esquea Guerrero, Frank Valenzuela Medina y Álvaro García Taveras, quienes representarán al gremio para solicitar ante los responsables, la reparación de los daños y perjuicios sufridos.

Según establece el organismo, la Junta Directiva Nacional del Colegio, mediante la resolución No. 109/2023-2024, aprobó la contratación de los servicios de los abogados, con el propósito de dar curso a la demanda ante la constructora que tenía a su cargo la edificación y cuyas excavaciones provocaron el colapso de una porción del techo que aloja las oficinas de los codianos.

«Los letrados son contratados para representar el colegio, por lo ocurrido el día 11 de junio del año 2022, donde la parte lateral este de la infraestructura que alberga el Codia sufrió un derrumbe que provocó cuantiosos daños materiales a la estructura civil del edificio y a los muebles guarecidos en esa parte de la edificación», destaca el organismo en un documento de prensa.

Precisa que la causa generadora de los daños fue la destrucción de las bases y zapatas de los muros que contenían la pared este del edificio por parte de quienes excavaban en el solar de al lado.

El colapso de una parte del techo de la edificación, ubicada en la calle Padre Billini casi esquina Isabel La Católica,  ocurrió en junio 2022, dejando todos los documentos sepultados. El edificio que aloja al Codia es una construcción original del siglo XVI, modificada en 1921, para albergar la Casa de España.

Muestra de cómo quedó el edificio tras el derrumbe. (Fuente Diario Libre).

El ingeniero geólogo Osiris de León explicó, cuando ocurrió el hecho, que la excavación de la obra que para entonces se levantaba a escasos metros del edificio de los codianos, no respetó el lindero y penetró dentro del muro colonial, “se excavó debajo de las zapatas, las zapatas quedaron en voladizo y todo ese segmento colapsó, la excavación no debió haberse hecho”, precisó el experto hablando para los medios de comunicación.

En la suscripción del contraro estuvieron presentes por el Codia su actual presidente, Juan Villar González; Carlos Mendoza, secretario general; Alejandro García, tesorero; Surelis Calderón, secretaria de actas; Yrene López San Pablo, secretaria de Educación y Eventos; y Geovanny Lorenzo, secretario de asuntos Intergremiales.

Vigilante de las obras

De acuerdo a la ley 6160, que crea el Codia, una de sus razones radica en “servir como guardián del interés público y actuar como asesor del Estado en los asuntos de su competencia y propugnar por el establecimiento de normas técnicas legales, especificaciones y leyes que deberán regir cualquiera de las fases de elaboración de proyectos y ejecución de obras y sus contrataciones”.