Últimas noticias
Skip to main content

Por Danielis Fermin

elinmobiliariodo@gmail.com

SANTO DOMINGO.-Al momento de adquirir una propiedad es importante que pase por un proceso de inspección, en el cual podrán identificar y prevenir futuros vicios de construcción o problemas por la antigüedad en el uso, explica la ingeniera Steisy Jiménez.

La profesional es egresada de Ingeniería Civil del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), y quien cuenta con un PDE de Barna Management School y estudios en Project Management, entiende que estos procedimientos pueden generar ahorros significativos a largo plazo, proporcionar seguridad y tranquilidad al comprador, y facilitar la planificación de futuros mantenimientos.

La experta aseguró que el primer beneficio de las inspecciones inmobiliarias es la capacidad de identificar problemas desde el principio, lo que permite una mejor negociación con el vendedor.

«Esto puede ahorrar miles y miles de dólares a largo plazo. Tomemos como ejemplo un techo con filtraciones. La instalación de fibra y lona asfáltica puede costar alrededor de 750 pesos por metro cuadrado. En una casa de 100 metros cuadrados, esto representa entre 1,500 y 2,000 dólares. Estos costos no suelen considerarse al presupuestar una inversión, ya que nadie quiere arreglar un techo después de haber comprado una casa», afirmó.

Ingeniera Steisy Jiménez. (Fuente externa).

El segundo beneficio señalado por Jiménez es la seguridad y la tranquilidad que brinda saber que se está comprando una casa en buen estado. Las inspecciones pueden detectar problemas estructurales, eléctricos y de plomería, asegurando que la inversión sea segura y estable. 

«Imagínense el dolor de cabeza que debe ser invertir US$100,000, US$150,000 o US$200,000 en una propiedad y luego descubrir que hay que arreglar todo el sistema de plomería o electricidad. No es solo un problema de dinero», enfatizó la especialista durante su participación en la Feria de Inversión Inmobiliaria y Educación Financiera. 

El tercer beneficio es la capacidad de presupuestar el mantenimiento. Un informe de mantenimiento proporciona un esquema detallado de las revisiones o reparaciones necesarias, permitiendo planificar y presupuestar futuros gastos. «Esto permite tener un informe real del retorno de la inversión que están haciendo. Además, una propiedad bien mantenida incrementa su valor si se decide vender en el futuro», indicó.

Según la ingeniera, las inspecciones inmobiliarias no sólo ahorran dinero y dolores de cabeza, sino que también permiten presupuestar mantenimientos y futuros gastos. «Una pequeña inversión en una inspección antes de comprar la propiedad nos puede ahorrar mucho dinero a largo plazo».