Últimas noticias
Skip to main content

Sus viviendas, posteriores al periodo colonial, se caracterizan por un estilo abierto a la naturaleza, al mar.

Por José Arias

El Inmobiliario

El barrio de Santa Bárbara está enclavado en el extremo noroeste-noreste de la ciudad intramuros. Su proximidad al puerto de Santo Domingo, su posición estratégica como punto de tránsito obligado para entrar en la parte oriental de Santo Domingo, fortalecieron su gran crecimiento económico, social y cultural en la época colonial.

 Para entonces, equivalía a un gran centro de operaciones destinado al mantenimiento de barcos que transportaban sus mercancías y esclavos procedentes de Europa, para descargarlas en la zona de Las Atarazanas, las aduanas y almacenes del gobierno de La Española.

El destacado arquitecto y urbanista, Omar Rancier, decano de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), afirma que el barrio de Santa Barbara, uno de los más antiguos de Santo Domingo,  contiene una serie de residencias y edificios de estilo republicano construidos durante su periodo moderno, a inicios del siglo pasado.

Expresa que el concepto republicano se caracteriza por ser abierto a la naturaleza, al mar y cuya muralla está frente al puerto de Santo Domingo.

Refiere que Santa Bárbara está considerado como el primer barrio marginal de las ciudades americanas al estilo europeo durante la colonia.

De sus tierras se extraían piedras calizas para la construcción de las obras de la Ciudad Colonial como la Catedral de Santo Domingo, la Casa del Tostado (Museo de la Familia) y otras de gran importancia arquitectónica y cultural.

Destaca el arquitecto y profesor universitario que el surgimiento de una burguesía en Santa Bárbara a principios de los  siglos XIX y XX generó una transformación en la morfología de sus residencias y edificios.

“Se inició la construcción de apartamentos y residencias de estilo neoclásico elaboradas con hormigón con moldes copiados de la iconografía clásica, es decir, balaustrados, columnas y capiteles”.

Considera que dichas construcciones representan un gran potencial para el relanzamiento de Santa Bárbara al recuperarse las casas con fines de validación patrimonial y turística, tal como sucede en cascos históricos similares como el Viejo San Juan de Puerto Rico y La Habana Vieja en Cuba.

Valora el rescate, remozamiento y embellecimiento de la Iglesia Castrense de Santa Bárbara, lo que supone un plus para el desarrollo de los residentes y visitantes a esa comunidad.

Los murales

El artista y militante de izquierdas Silvano Lora creó en la década de los 80, la Bienal Marginal, homóloga de la Bienal de Artes Visuales que organiza el Estado Dominicano e invitó a los artistas no pertenecientes al  circuito oficial y las galerías de artes para que reflejaran en sus obras la situación de abandono de sus edificios y mala calidad  de vida de los habitantes en ese entonces.

Los artistas participaron masivamente con pinturas, esculturas, performance y murales pintados en tela. Actualmente se encuentran en las principales calles del sector: Gabino Puello, Colón, General Cabral, Vicente Celestino Duarte y calle de Las Atarazanas.

Articulo publicado originalmente en la 6ta edición de El Inmobiliario impreso.