Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.-El Fideicomiso Pro-Pedernales, en su compromiso para que el desarrollo turístico de Cabo Rojo sea un referente regional de sostenibilidad, ha suscrito la Declaración de Glasgow para la Acción Climática en el Turismo, con lo que se compromete a implementar las herramientas y lineamientos de la Organización Mundial de Turismo y apoyar con el esfuerzo mundial de reducir a la mitad las emisiones para 2030 y alcanzar el cero neto a la mayor brevedad posible, y siempre antes de 2050.

La Declaración de Glasgow sobre la acción climática en el turismo es un llamado mundial para desarrollar procesos que ayuden a implementar acciones responsables para reducir las emisiones de gas en la próxima década y alcanzar la neutralidad del carbono antes del 2050.

El director ejecutivo de la DGAPP, Sigmund Freund, señaló que “el Fideicomiso Pro-Pedernales que trabaja bajo la responsabilidad de hacer de Cabo Rojo un destino turístico sostenible, eco amigable y armónico con el medioambiente, comprometido con la conservación de la biodiversidad y la mejora de las condiciones de vida de las comunidades locales, hemos firmado la Declaración de Glasgow y con ellos, asumimos sus lineamientos multidimensionales de sostenibilidad para incorporar medidas climáticas que permitan reducir las emisiones de gases y contribuir al objetivo de Net Zero alrededor de 2050”, señala una nota de prensa.

Freund expuso que, desde el inicio de los trabajos del Proyecto de Desarrollo Turístico de Cabo Rojo-Pedernales, han asumido acciones responsables y en sintonía con la sostenibilidad como el retiro del proyecto a 160 metros de la costa, un espacio mayor a lo establecido por la ley, con el fin de recuperar y proteger los ecosistemas presentes, promoviendo una mayor resiliencia a los efectos climáticos.

Agregó como otra acción coherente con este compromiso es que “gran parte de la energía que se utilizará provendrá del parque eólico Juancho y está previsto un parque solar, así como las áreas verdes se regarán con agua tratada de la planta de tratamiento de aguas residuales y el paisajismo se diseñará con especies endémicas y nativas de flora”.

De acuerdo con la asesora ambiental del Fideicomiso Pro-Pedernales, Lourdes Russa, a partir de esta iniciativa se elaborará un plan de acción para hacer frente a las emisiones de gases de efecto invernadero en Cabo Rojo-Pedernales basado en estrategias de mitigación, como: uso de menos energía, mejora de la eficiencia energética, uso de energía renovable y secuestro de carbono mediante sumideros.

Agregó que, a partir de las líneas de acción definidas por la Declaración de Glasgow sobre la Acción Climática en el Turismo, se fundamentarán las medidas para lograr que el destino turístico Cabo Rojo-Pedernales sea más resiliente.

Resaltó que, las líneas de acción se enfocan en los siguientes aspectos:

  • Identidad, Equidad Social y Patrimonio Cultural
  • Protección, conservación y regeneración de los ecosistemas e incrementar la biodiversidad mediante el uso sostenible de los recursos naturales
  • Fortalecimiento de sistemas de monitoreo y medidas de adaptación frente a fenómenos extremos derivados del cambio climático
  • Apoyar a los gobiernos locales en su proceso de planificación
  • Sostenibilidad y Economía Circular. Acelerar la descarbonización del sector
  • Regeneración Urbana y Economías Creativas

“Estamos conscientes que, es necesario transformar el impacto climático del turismo, su competitividad, sostenibilidad y resiliencia, y es por esto que trabajamos para ser signatarios de la Declaración de Glasgow, con la que reiteramos nuestro compromiso de asumir acciones sostenibles y coherentes en el desarrollo turístico de Cabo Rojo-Pedernales”, destacó Russa.

La Declaración de Glasgow es un catalizador para una mayor urgencia sobre la necesidad de acelerar la acción climática en el turismo y asegurar acciones firmes y compromiso para apoyar los objetivos globales de reducir a la mitad las emisiones durante la próxima década y alcanzar emisiones netas cero lo antes posible antes de 2050.