Últimas noticias
Skip to main content

Por una u otra razón el tema de las estafas inmobiliarias sigue ocupando titulares en algunos medios de comunicación nacionales e internacionales. Ahora que la República Dominicana, que es el caso que nos ocupa, experimenta un crecimiento importante en su desarrollo inmobiliario, se hace imperativo que agentes inmobiliarios y compradores estén a tono con las informaciones consideradas fundamentales, al momento de dar el paso de la compra de un inmueble.

Desde RealAdvisor, un blog de servicios e informaciones inmobiliarias, ofrecen estos consejos para las personas que estén proyectando adquirir una vivienda, que además sirven para que las agencias inmobiliarias y agentes reconfirmen los aspectos claves que conlleva la compra del bien más preciado de los seres humanos.

Ubicación

La ubicación es un factor que afecta en la vida cotidiana de los propietarios a la hora de comprar una casa. No es lo mismo comprar en el centro que a las afueras o en zonas más alejadas. Todo depende de las necesidades del cliente, por ejemplo, el lugar de trabajo, si necesitas escuelas cerca o los desplazamientos que tengas que realizar durante tu rutina diaria, por tanto el asesor debe hacer anota este aspecto, frente al potencial cliente.

También es importante considerar la seguridad y el entorno del vecindario. Una ubicación segura y agradable puede brindarte tranquilidad, una mejor calidad de vida, garantizar la comodidad y el bienestar general.

Tamaño de la casa

El tamaño de la propiedad afecta a la comodidad y funcionalidad del hogar, proporcionando un espacio habitable necesario para satisfacer tus necesidades y las de tu familia. Además, determina su flexibilidad y adaptabilidad a largo plazo, permitiendo que se ajuste a tus planes futuros, como la expansión de la familia o la creación de espacios adicionales. 

Por último, el tamaño de la casa influye en el mantenimiento, las reformas y los costos asociados, ya que una propiedad más grande puede requerir más gastos de mantenimiento y un consumo energético más alto. Es decir, tienes que evaluar cuidadosamente todos los aspectos que intervienen en el tamaño antes de comprar una casa y resolver preguntas como el número de habitaciones o si contar con un patio trasero o espacio adicional.

Estado de la casa, en caso de segunda mano

Realiza una inspección exhaustiva de la casa para evaluar su estado general. Comprueba la estructura, el sistema eléctrico, las tuberías, la fontanería y cualquier otro aspecto relevante. Si no tienes experiencia en la evaluación de propiedades, es recomendable contratar a un inspector profesional para obtener una evaluación objetiva y detectar posibles problemas futuros.

Los vicios ocultos suelen ser problemas habituales de una casa o viviendas de segunda mano. Ya que puede haber filtraciones de agua, grietas o fisuras, problemas en la estructura por el estado del tiempo o irregularidades en el sistema eléctrico. No obstante, si estos problemas son encontrados después de la compra de una casa, puedes hacer la debida reclamación al vendedor, aunque se torna más complejo cuando ya haz adquirido el inmueble.

Presupuesto

Marca un presupuesto claro y realista antes de iniciar la búsqueda de tu casa. Parece una obviedad, pero muchas personas establecen un presupuesto más alto, intentando llegar a negociar y las ilusiones luego pueden pasar factura. 

Cuando tengas decidido tu presupuesto y hayas encontrado la casa que deseas comprar, revisa que no tenga cargas pendientes. Es bastante común que el antiguo propietario tenga pagos pendientes y esos gastos los debas asumir como nuevo propietario.

Estima conveniente la ayuda de un profesional que pueda tasar la vivienda, para comenzar con el proceso de compra. Aun así, debes tener en cuenta el importe inicial de compra, los impuestos, las tasas hipotecarias, los gastos de mantenimiento o las reparaciones, entre otros.

Revalorización

Investiga las infraestructuras y servicios disponibles en la zona. Si bien nadie puede predecir qué puede ocurrir en el futuro, y menos en el mercado inmobiliario, es importante considerar la opción de revalorización de tu propiedad.

Una casa ubicada en una zona con un mercado inmobiliario en crecimiento tiene más probabilidades de aumentar su valor con el tiempo. Esto puede generar beneficios si en algún momento decides vender la propiedad.

Comprueba la calidad de las carreteras, el acceso al transporte público y la disponibilidad de servicios como agua, electricidad, Internet y cable, la cercanía de parques, áreas verdes y otros aspectos que sean de alto interés para ti.

Documentación legal

Desde que encuentras tu casa, llevas a cabo el proceso de compra y se firman las escrituras, pueden pasar de 3 a 5 meses. Por lo que, tienes tiempo para reunir toda la documentación importante. 

No obstante, antes de finalizar cualquier transacción, revisa con cuidado la documentación legal relacionada con la propiedad. Verifica la escritura de propiedad, las restricciones legales, los gravámenes o hipotecas existentes y cualquier otra información relevante. Una de las formas de obtener información es con la nota simple, la cual se puede conseguir fácilmente en el Registro de la Propiedad.

Asesoramiento profesional

Considera buscar el asesoramiento de profesionales para brindarte información valiosa, ayudarte en el proceso de negociación y garantizar que tomes decisiones acertadas. Este proceso es crucial a la hora de comprar una casa debido a la complejidad y las implicaciones financieras involucradas en el proceso. 

Algunos de los profesionales capacitados, que tienen experiencia y conocimientos, te brindarán orientación y garantizarán que tomes decisiones informadas, son los agentes inmobiliarios, abogados expertos en bienes raíces y especialistas en finanzas. Contar con su apoyo te ayudará a navegar por el proceso de compra de manera más efectiva.

Aspectos claves

  • Comprar una casa es una decisión importante que requiere tiempo, dinero y consideraciones cuidadosas.
  • Los factores claves a tener en cuenta al comprar una casa incluyen la ubicación, el tamaño, el estado de la propiedad, el presupuesto, la revalorización, la documentación legal y el asesoramiento profesional.
  • Es crucial investigar y comprender los impuestos y costos asociados a la compra de una casa, como el impuesto de transferencia de bienes inmuebles, el impuesto sobre el valor agregado, los impuestos locales y el impuesto a las ganancias de capital.
  • No hay un momento “perfecto” para comprar una casa. Es fundamental evaluar cada situación individualmente antes de tomar una decisión de compra.

https://realadvisor.es/es