Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.- Reducir las estafas inmobiliarias es un arma imprescindible para que el negocio inmobiliario siga prosperando en República Dominicana, porque se trata de una de las actividades claves de la economía del país y la que mayor evolución ha registrado en los últimos tiempos.

La aseveración la hizo la abogada y especialista en prevención de lavado de activos Joselina Taveras, quien participó junto a Reyna Echenique y Luz del Alba Rodríguez, en el panel “el paso a paso legal de una venta segura”, en el tercer Expo Foro CENI, realizado el pasado 2 de mayo en el hotel Dominican Fiesta, donde las tres especialistas ofrecieron recomendaciones sobre cómo incrementar la venta segura de inmuebles en el país.

“La ley viene a darle estructura a una de las actividades claves de la economía del país, el sector construcción es clave porque es el que más ha evolucionado en los últimos tiempos, la estafas siguen porque no damos el paso extra”, afirmó.

Dijo que el cliente que compra actualmente está educado y que quienes no lo entiendan se quedarán fuera del juego.

“Desde la perspectiva de la prevención de lavado de activos para entrar al juego de los bienes raíces hay que tener una póliza de seguro que es la debida diligencia, expuso Taveras.

“En la medida en que hago una compra segura estoy creando una relación como cliente, que confiará además en ti como vendedor porque la debida diligencia es ganar para ambas partes, es una forma de agregar valor porque al final estamos haciendo que el cliente sepa y demostrando que la desarrolladora sabe”.

La especialista certificada en prevención de lavado de activos por FIBA, la Florida, Estados Unidos, abogó también por la regularización de las edificaciones para renta corta, dado que la forma de vivir en los condominios ha evolucionado a otro modelo de negocio.

“Todo lo que no está en papel queda en el aire”, comentó, tras sostener que todas las especificaciones de un inmueble deben colocarse en un contrato: las terminaciones que tendrá ese inmueble, las cláusulas de ajuste de precios, hacer ese recorrido con el cliente, en este nuevo mundo nada es estático”.

«No hay venta perfecta y a veces la burocracia del sistema dificulta, pero a través de un papel con todas las especificaciones se puede hacer una promesa de compra«.

Luz del Alba Rodríguez, Joselina Taveras, Osman González y Reyna Echenique. (Justo Feliz/El Inmobiliario).

Reyna Echenique

La Reyna del Real Estate identificó los 3 actores que participan en la obra: vendedor, producto y comprador. “Pero para consumir ese producto y que sea viable debe empezar por la legitimidad de ese inmueble, se da el caso de muchos desarrolladores que no poseen el derecho de propiedad, no es la seguridad de que se va a vender, sino de esa seguridad jurídica que debemos entregarles a nuestros vendedores”, expuso.

Echenique opinó que el agente inmobiliario cuando representa el desarrollador está obligado a dar una garantía al comprador. “Esa debida diligencia cuando empezamos tenemos que indagar de donde vienen los fondos, a quien le estamos vendiendo, cómo aprendemos a depurar un proyecto para entregar un producto de calidad a nuestros clientes”.

Otro error que señaló la especialista en derecho inmobiliario fue olvidarse de las cláusulas “por el quien me vende”. “Mientras más conozcamos más oportunidades tendremos, una venta exitosa comienza por una captación exitosa, mientras más depuración más se acorta el proceso de venta”, planteó.

¿En calidad de qué vendo ese inmueble? “Esa cláusula si está ausente es una bandera roja, el que vende lo que no le pertenece es una venta nula”.

La líder inmobiliaria dijo que lo recomendable es que estén los permisos de construcción. “Nosotros cuando nos llega ese proyecto preguntar, para hacerle esa radiografía hay que hacer esa ficha, preguntarle si el título está a su nombre, darle seguimiento si queremos darle esa seguridad jurídica al cliente.

Un negocio inmobiliario sin ley no es sustentable”, sentenció la abogada.

Luz del Alba Rodríguez

La especialista en derecho inmobiliario y agrimensora destacó el hecho de asegurarse que la documentación que el propietario entregó sea la que corresponda al inmueble. “Cuando un solar está al lado del otro, replanteo de puntos o identificación de propiedad. Un segundo punto es que el área tenga los mt2 que dice el contrato y que los agentes inmobiliarios sepan lo que es una tarea de tierra”.

Otra cosa es que si tengo un inmueble de mil metros y colinda con un recurso natural no tiene mil metros”, explicó la experta, refiriéndose al margen que debe dejarse establecido en la ley, cuando se trata de áreas verdes.

Citó algunos errores que el agente inmobiliaria debe ver, previo a cerrar una venta.

1-Verificar el precio real de ese inmueble, aspectos técnicos relacionados a tasación, muchas veces es un precio sentimental.

“Tenemos el mito de que la tasación deprecia, los bancos quieren prestar dinero y el elemento clave es una tasación”.

2-Si mi cliente quiere un apartamento para invertir o vivir debo saber cuál va con él, unos reglamentos o políticas de convivencia, si esa unidad califica para las plataformas, hay algunos que lo impide el régimen de condominio.

La moderación del conversatorio estuvo a cargo del arquitecto Osman González.