Últimas noticias
Skip to main content

Por Gissel Taveras

El Inmobiliario

SANTO DOMINGO.– Para el arquitecto Osman González, director de la Asociación de Agentes y Empresas Inmobiliarias (AEI), zona Este, la posible puesta en marcha del proyecto de ley de regulación de los agentes inmobiliarios dominicanos, representa el primer paso para mejorar la informalidad en el sector.

Sin embargo, opina que esto es un proceso que lleva su tiempo y el esfuerzo de todos los actores involucrados.

En ese sentido, considera que la informalidad y la dualidad son debilidades del sector, dado que hay mucha gente ejerciendo el oficio «de manera no tan transparente».

Entiende que la ley ayudará a limpiar un poco el camino, para fortalecer el sector inmobiliario y transmitir confianza que es lo más importante en cualquier trato de negocio.

“Si no hay confianza no hay venta, no hay negocio, entonces a medida que el país genera y transmite confianza, como el turismo, pues de alguna manera va a ir limpiando el camino. Sin duda alguna”, aseguró.

Expone que primero hay que comenzar poniendo orden en casa, regular las empresas más grandes, luego las medianas y las independientes.

“Porque por más regulación que se implante no va a hacer el cambio de la noche a la mañana, porque lamentablemente existe mucha informalidad en el sector y esto no se va a acabar una vez que aparezca la regulación o la licencia”, explica el experto.

Dijo que algunos de los beneficios que a su entender tendrá el sector inmobiliario con la regulación de los agentes es que va a permitir que la mayoría de las personas entren por el carril y sobretodo los promotores y los desarrolladores, para que la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi) y todos los demás entes solamente trabajen con agentes inmobiliarios que estén debidamente regulados.

Arquitecto Osman González. (Fuente externa).

Señala que luego se debe hacer alianzas con constructores, desarrolladores, promotores, para que se adecuen a trabajar dentro del marco de esa ley, ya que el cambio de mentalidad se va a ir dando en la medida que existan regulaciones.

A juicio de Osmán González en el trabajo de los agentes inmobiliarios del país, hay un proceso de unión, especialmente lo observa en la zona Este donde trabaja, y en las demás regiones cuando le toca interactuar con representantes de otras provincias.

Apunta que en el sector inmobiliario hay mucha gente seria, aunque otras no y que cada agente debe saber con quien hacer alianzas y a quienes excluir.

“Hay gente bastante seria, otras no, pero está en la posición de uno saber con quién hacer alianzas y con quién no, aprender también a identificar esas oportunidades y también las que no tan buenas”, explicó González.