Últimas noticias
Skip to main content

Según Catrain, Oceanus Investment prevé invertir US$2,000 millones en Bucanyé en un plazo de 20 años para la construcción de 17,000 habitaciones

SANTO DOMINGO.-Salvador Catrain, representante legal de la compañía Oceanus Investment, aseguró que Bucanyé se apega a la norma ambiental y turística y cumple con los usos de su categoría VI de área nacional de recreo que permite el desarrollo sostenible de un proyecto que promueva el beneficio social, económico y la protección del medioambiente.

Expuso que la empresa prevé dar inicio a la construcción del proyecto turístico en Pedernales el próximo mes de noviembre si se cumplen los plazos administrativos que le permitan obtener la licencia ambiental.

Explicó que están a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente otorgue en un plazo máximo de 45 días los términos de referencia que permitan realizar el estudio de impacto ambiental de la zona para, posteriormente, obtener la licencia ambiental definitiva.

De acuerdo a una entrevista publicada por Listín Diario, Catrain consideró que la empresa ha cumplido con todas las solicitudes requeridas y que el Ayuntamiento de Pedernales ya le otorgó la no objeción de uso de suelo y únicamente está a la esperando la solicitud de autorización ambiental y de impacto mínimo.

Según Catrain, Oceanus Investment prevé invertir US$2,000 millones en Bucanyé en un plazo de 20 años para la construcción de 17,000 habitaciones, asegurando que el impacto social y económico que tendrá el proyecto en Pedernales es uno de los factores que la compañía tiene más en cuenta,

Dijo que en la primera fase, siempre y cuando el Estado construya las infraestructuras urbanas necesarias, se destinarían US$35 millones en un hotel de 125 habitaciones con la creación de 500 puestos de trabajo.

Expuso que en total, Bucanyé será un generador de empleo. Se calcula que pueda dar trabajo directo a 51,000 personas, todas ellas de la provincia de Pedernales.

“Colocaremos a Pedernales en el mundo. Haremos de la zona una marca país”, subrayó Catrain.

El asesor de Oceanus Investment, Francisco Manzano, ha dejado claro que los títulos de propiedad de la parcela 40, que cuentan con la garantía soberana del Estado y donde se ubicará Bucanyé, se compraron “de buena fe” a sus propietarios y se encontraban sin cargas ni gravámenes. 

“Ahora, además, tenemos una certificación de la jurisdicción inmobiliaria donde se hace constar que desde 2014 los terrenos no tienen litis con el Estado”, agregó Catrain.

Ambientalistas

Sobre las inquietudes de grupos ambientalistas, dijo que la empresa entiende sus preocupaciones y reafirma su compromiso con el respeto a la naturaleza, compromiso que indicó recoge el propio máster plan del proyecto y que incluye informes mensuales de cumplimiento ambiental.

“Entendemos sus preocupaciones e invitamos a las asociaciones que lo deseen a que se sumen”.

Fuente: Listín Diario