Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.-La Asociación de Promotores y Constructores de Viviendas del Cibao (Aprocovici), favoreció ayer que el gobierno incluya a los representantes de los gremios de la industria en la comisión o mesa técnica que trabajará para enfrentar las estafas inmobiliarias como forma de garantizar la eficacia de la misma. 

Así lo declaró al periódico El Inmobiliario, Alejandro Fondeur, presidente de esa entidad radicada en la zona Norte del país. 

El pasado lunes la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, anunció la conformación de una mesa técnica para enfrentar los casos de estafa Inmobiliaria. La decisión se produjo luego de denuncias sobre incumplimiento e irregularidades en proyectos de viviendas y con el interés de no permitir esos actos delictivos.

«Entendemos que es importante que las autoridades tomen en cuenta esto que ha sucedido para corregirlo. Es necesaria la participación de las asociaciones empresariales dedicadas a este sector como son Aprocovici, Acoprovi y Cadocon», expresó Fondeur.

También, consideró prioritario confirmar que las constructoras o desarrolladoras pertenezcan a los citados gremios empresariales. 

Para él se debe establecer un mecanismo de transparencia con la finalidad de que los adquirientes de inmuebles puedan visualizar en que proceso esta la solicitud de licencia para la construcción de los proyectos. 

Señaló que en el proceso de tramitación de las solicitudes de los proyectos inmobiliarios están involucrados siempre los ayuntamientos de las zonas donde se construyen y el Ministerio de la Vivienda, Hábitat y Edificaciones (Mivhed) y que el código usado ante esas instancias podría servir para que cualquier interesado investigue el estatus de esas obras. 

Asimismo, Fondeur recomendó que tal y como sucede en países desarrollados en el frente de cada proyecto inmobiliario debe colocarse un letrero con el código del mismo, con el cual fue tramitado y aprobado en la institución correspondiente y una copia del permiso de inicio de obra o la licencia de construcción.

«Esto le genera una confianza a los adquirientes de que el proyecto cumple con todas las normas vigentes validadas por nuestro órgano regulador y condiciones de seguridad para el desarrollo correcto del mismo», expuso el ingeniero.

El presidente de Aprocovici recomendó establecer una forma adicional de verificación que permita a los interesados acceder de manera virtual a los órganos reguladores, donde se ofrezca información de si el proyecto tiene licencia o está en proceso de obtención y cuál sería el status de los mismos. 

Destacó que los proyectos inmobiliarios desarrollados a través de un fideicomiso tienen mayores garantías de que se cumpla con la correcta ejecución de los mismos. 

«Tienen la ventaja que éstos hacen la función de escrow accounts (cuentas de depósito en garantía), los cuáles no permiten a los desarrolladores utilizar el dinero de los adquirientes hasta tanto éste no llegue a un punto de equilibrio financiero que le garantiza la correcta ejecución del proyecto». 

Coincidieron con Fondeur el ex presidente del Codia, Cristian Rojas y el presidente de la Asociación de Agentes y Empresas Inmobiliarias (AEI), Alberto Bogaert, quienes también favorecieron ayer que en la comisión o mesa técnica sean incluidos los gremios existentes en la industria. 

Rojas y Bogaert dieron a conocer sus opiniones sobre el tema al ser entrevistados por El Inmobiliario.