Últimas noticias
Skip to main content

EFE

Washington D. C., Estados Unidos

Los retrasos de vuelos en EE.UU. se siguen acumulado este miércoles y van ya por casi 5.000 pese al levantamiento hace poco más de una hora de la orden de la autoridad de aviación federal que prohibía las salidas domésticas por un fallo informático. 

Según el seguidor de vuelos Flightaware, hay ya 5.417 retrasos en vuelos dentro, hacia y desde EE.UU. y 900 cancelaciones. 

Diez minutos antes de las 9.00 hora local del este de EE.UU. (14.00 GMT), la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) dio luz verde a las salidas de los vuelos domésticos que previamente había ordenado suspender por un problema informático. 

En un mensaje en Twitter, la FAA indicó que «las operaciones normales de tráfico aéreo se están reanudando gradualmente en EE.UU. tras una avería nocturna del Sistema de Notificación de Misiones Aéreas que proporciona información de seguridad a las tripulaciones de los vuelos».  Agregó que continúa investigando la causa del problema inicial. 

Horas antes, la FAA había notificado su orden de que se aplazaran todas las salidas de vuelos domésticos en EE.UU. hasta las 9.00 hora del este del país debido a una avería en el sistema de Notificación de Misiones Áreas. 

Dicho sistema es un procedimiento que proporciona información esencial para el personal relacionado con las operaciones de vuelo y advierte en tiempo real sobre un estado anormal en el sistema aeroespacial estadounidense. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue informado por el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, de la avería en el sistema de control del espacio aéreo, informó la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en un tuit. 

«No hay ninguna prueba de un ciberataque en este momento», indicó Jean-Pierre, quien agregó que Biden ordenó una investigación completa para averiguar las causas. 

EE.UU. había sufrido una situación de caos aéreo hace dos semanas, si bien entonces se debió al paso de la tormenta invernal Elliot, que provocó miles de cancelaciones de vuelos.