Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.-El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones informó ayer que ante el paso de la tormenta Franklin por territorio dominicano, puso en marcha su plan de emergencia, incluyendo la verificación del estado actual de puentes tubulares y alcantarillas, y fueron activados los programas sociales y las brigadas médicas.

En un comunicado de prensa, establece que ha dispuesto el despliegue de más de tres mil de sus servidores para atenuar los efectos que pudiera causar el fenómeno atmosférico a su paso por el país, y que además acordó previamente trabajar en la limpieza de imbornales, a fin de evitar probables inundaciones ante el paso del meteoro.

Asimismo el MOPC planteó una serie de recomendaciones a la población, contenidos según, la nota de prensa, en su manual de protoclo entre ellas que durante la tormenta, si la casa o lugar de trabajo son seguros se deben cerrar puertas y ventanas, proteger con cinta adhesiva o madera o asegurar los objetivos que pueda lanzar el viento.

Recomienda asimismo que al salir de la casa u oficina se debe desconectar las conexiones de agua, gas, corriente eléctrica, y llevar consigo documentos y utensilios personales más indispensables  

También, si las personas viven en zona de riesgo como cañadas, junto a presas, ríos o laderas, es más seguro trasladarse al albergue más cercano, donde deberán permanecer hasta que las autoridades les indiquen el tiempo en que podrán retornar a sus hogares.

Ante cualquier evento de peligro o accidente, se debe mantener la calma, y si el caso lo amerita llamar a su supervisor y a los organismos de socorro.

Después de la tormenta, las personas en refugio deben esperar que las autoridades les notifiquen que pueden salir de estos.

Para mitigar los efectos que pudiese generar la tormenta durante su paso, el MOPC cuenta con el apoyo de los equipos que se encuentran apostados en las distintas provincias.

Previo al paso de la tormenta, el protocolo de actuación del MOPC indica que se debe verificar las condiciones de la vivienda, en especial puertas, ventanas, paredes y techos.

También, que se deben tener a mano botiquines de primeros auxilios, disponer de linternas, disponer de comida y agua para por lo menos dos días, y medicamentos para al menos cinco días.

igualmente que los equipos de trabajo próximos a ríos y cañadas deben ser movilizados a zonas seguras.