Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.-El Índice de Costos Directos de la Construcción de Viviendas (ICDV) experimentó una disminución de -3.72% cuando se comparan los resultados de septiembre 2023 con los de septiembre 2022, según el reporte de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

La publicación destaca que en el pasado mes de septiembre 2023 el ICDV fue de 216.35 en promedio, registrando una variación mensual de -0.12 puntos porcentuales, en comparación con el mes anterior que fue de 216.61.

«Cuando comparamos los resultados de septiembre 2023 con los de septiembre 2022 el índice ha mostrado una variación de -3.72%», subraya el informe.

Agrega que desde diciembre del pasado año 2022 hasta la fecha, el índice mostró una variación acumulada de -3.59%.

Los datos establecen que por tipos de viviendas, el ICDV fue de 219.81 para la vivienda unifamiliar de un nivel; 218.51 para la vivienda unifamiliar de dos niveles; 212.81 para la multifamiliar de cuatro niveles, y 214.29 para la multifamiliar de ocho niveles, o más.

La ONE precisa que la principal disminución por grupo de costo, se presentó en los materiales, con un -0.39%; mientras que el principal incremento se registró en las herramientas, con un 0.49%.

Según las estadísticas por subgrupos de costos, las principales variaciones se muestran en cementos y pegamentos, con un 2.33%; agregados, con un 1.86%; pintura, con un 1.44%; equipos y aparatos instalaciones hidro-sanitarias, con un 0.76%; ascensor, con un 0.72%; misceláneos eléctricos, con un -1.78%; tuberías y piezas de pvc, con un -1.90%; aceros, con un -2.43%; alambres, clavos, zinc y otros, con un -2.47%; y, madera, con un -4.94%.

El ICDV

El Índice de Costos Directos de la Construcción de Viviendas (ICDV) es una herramienta estadística que permite conocer las variaciones mensuales que experimenta el costo de la construcción de cuatro tipos de viviendas: unifamiliar de 1 y 2 niveles, y multifamiliar de 4 y 8 niveles o más, en el Distrito Nacional y
la provincia de Santo Domingo (se excluyen los costos indirectos como: terreno, diseño, permisos de construcción, costos financieros, beneficios de la empresa constructora, etc.).

Su metodología de cálculo responde a la del Índice de Laspeyres, el cual contempla una canasta con estructura de ponderaciones fijas en el tiempo y compara los precios del período de referencia con los del período base (octubre del 2009), explica el documento de la ONE.