Últimas noticias
Skip to main content

Si quieres elevar la decoración de tu jardín con atractivo y buen gusto, debes saber cuáles son los recursos que no pueden faltar en él. Si te decides por elementos naturales como rocas, piedras y troncos estarás dando en la diana. Los mejores paisajistas lo saben y, por eso, incluyen todo tipo de áridos en el jardín, utilizándolos con sabiduría para lograr un efecto natural, pero pensado, con sentido.

No hay una única forma de usar piedras en la decoración de las zonas de exterior de nuestra casa, sino que puedes emplearlas de distintas maneras y con diversos formatos:

  • Grava o cantos rodados: los áridos de distinta granulometría (es decir, de mayor o menor tamaño) y color pueden ayudarte a crear diferentes escenarios en el jardín. Delimita las zonas que desees y, si pones distintos tipos de grava o cantos juntos, sepáralos con chapas metálicas que contengan las piedras. Una idea es crear, por ejemplo, zonas que contrasten.
  • Rocas grandes: si te gustan los jardines de rocalla te encantará poner rocas de distintos tamaños en el jardín. Las encuentras con diferentes formas y tonos.
  • Losas de piedra: son perfectas para crear senderos en el exterior de casa, o para solar determinadas zonas. Pueden ser regulares (cuadradas o rectangulares) o con forma irregular. Las lajas de pizarra negra quedan genial en una zona de paso, así como las losas de cuarcita.

En cuanto a los troncos de madera, también son un elemento con muchos usos decorativos, desde crear maceteros o ‘mesas’ auxiliares, hasta construir una cerca con ellos.

A la hora de decorar el jardín con piedras y troncos, lo importante es hacerlo correctamente, de forma que consigamos un buen resultado que resulte duradero. Antes de colocar piedras, grandes o pequeñas, pon una malla geotextil o antihierbas. Se trata de un tejido sintético que evitará que crezcan los hierbajos y asomen entre las piedras. Por otro lado, poner esta malla también es útil para evitar que las piedras se mezclen con la tierra y el efecto resulte desordenado.

Para calcular la cantidad de piedras que vas a necesitar debes tener en cuenta la extensión de la zona a decorar, el tamaño de los áridos, el uso que vas a darles (si vas a cubrir un espacio, a crear un sendero, etc.). Existen fórmulas y tablas que te ayudarán a saber la cantidad de piedras necesaria.

Fuente: https://www.elmueble.com/