Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.- El grupo VARMA dijo este martes que a principios de este año inició un proceso judicial para revertir la operación con la red de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Herrera (Coop-Herrera), pero con el acuerdo de reversión no se ha recuperado la totalidad de los inmuebles. Asegura que uno fue vendido y otro hipotecado y que tampoco ha recibido ninguna remuneración económica.

En un comunicado, las empresas presididas por Miguel Vargas Maldonado, exponen que fueron afectadas por la red mafiosa de Coop-Herrera, cuyas imputaciones por parte del Ministerio Público, incluyen los delitos de asociación de malhechores, falsificación de documentos públicos y privados y robo de identidad de personas. El grupo incurrió en maniobras fraudulentas frente a la administración, abuso de confianza de ahorrantes y lavado de activos, asegura el Ministerio Público.

VARMA saludó la investigación de parte de las autoridades y confirmó que, a pesar de la afectación sufrida, entregará oportunamente la totalidad de los certificados a las instituciones competentes.

A través del comunicado, VARMA explica que, como consecuencia de diversos incumplimientos, la empresa entabló en el mes de mayo del año en curso, una demanda en terminación de la negociación y solicita al mismo tiempo la condenación a un monto que repare los perjuicios ocasionados por los incumplimientos, ya que fue gravemente afectada y perjudicada con importantes sumas de dinero al no poder realizar las operaciones inmobiliarias con esos activos.

Posteriormente, Coop-Herrera y VARMA trataron de llegar a un acuerdo en el que ambas partes salieran beneficiadas reversando en su totalidad la transacción y retirar así las demandas judiciales interpuestas, trato que no se pudo llevar a cabo de manera íntegra, dado que dos de las propiedades involucradas en la transacción fueron distraídas irregularmente y transferidas a terceros sin que VARMA recibiera dinero alguno producto de dichas operaciones.

«Por estas razones, VARMA aprovecha la ocasión para respaldar públicamente la actuación de las autoridades en este caso, en especial de la Procuraduría General de la República y del Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (IDECOOP). Asimismo, reitera su firme compromiso con los valores éticos que le han servido de sustento para ser una de las empresas líderes en el ramo de la construcción y el desarrollo de proyectos inmobiliarios en el país».

Mayoría de inmuebles

Según el expediente acusatorio, El 95% de los inmuebles adquiridos por la red implicada en la Operación Búho fueron comprados a las mismas personas de forma directa o través de empresas vinculadas al grupo Vargas Maldonado, según sostiene el expediente de la Dirección General de Persecución del Ministerio Público (DIGEPEMP).

La investigación que llevó al arresto de siete directivos de la Cooperativa de Ahorros y Crédito Herrera (Coop-Herrera) que cometieron un fraude de unos RD$2,500 millones, determinó que producto de los hechos fueron adquiridos más de 40 inmuebles simulando préstamos y certificados financieros.