Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.- El Grupo Bricket anunció ayer que pagará hasta un 7% de comisión a los agentes inmobiliarios que logren vender las unidades restantes del proyecto Caroní, localizado dentro del complejo Colinas del Río, en Santo Domingo Norte.

Mariano Briceño, hijo, explicó durante el open house realizado en el complejo inmobiliario, con la presencia de un nutrido grupo de firmas inmobiliarias, que la escala de comisiones por ventas iniciará con un 5% hasta un 7%, esta última cifra para quienes logren vender hasta 5 unidades habitacionales del proyecto.

Mariano Briceño. Justo Feliz/El Inmobiliario.

Ante la presencia de diversos corredores de bienes raíces que se dieron cita al encuentro, expuso que el pago de las comisiones se hará efectivo desde que el adquiriente de un apartamento deposite el 10% de inicial.

Abundó que el amplio complejo que alberga más de 700 unidades se construyó en 4 etapas, la última es Caroní, llamada así porque quisieron que adoptara su propia personalidad, y de la cual quedan pendiente de ventas 50 unidades..

Dijo que en Caroní hay disponibles apartamentos desde 74, 80 y 87 metros cuadrados, todos de tres habitaciones y dos baños, con diversas amenidades.

Elia Briceño, directora comercial muestra el apartamento modelo de Caroní. Justo Feliz/El Inmobiliario.

De su lado Mariano Briceño, padre,  presidente del Grupo Bricket, resaltó la alianza creada con los agentes inmobiliarios asistentes al encuentro, anunciando que la constructora presentará próximamente un nuevo desarrollo inmobiliario en Punta Cana, además de proyectos en carpeta en Santo Domingo Este, Santiago y Puerto Plata.

“Nuestro lema es promover un desarrollo y construir un bienestar, porque todo lo que hacemos lo hacemos pensando que se van a construir condiciones para que la gente mejore su calidad de vida y para que todos nos superemos. “Ese es el concepto que tiene nuestro proyecto y el Grupo Bricket”.

Mariano Briceño, presidente del Grupo Bricket. Justo Feliz/El Inmobiliario.

Dijo que a Caroní lo que lo hace distinto de todos los demás desarrollos es que el adquiriente llega y encuentra una comunidad organizada, donde va a mejorar su calidad de vida. “El que vive aquí con nosotros, lo ayudamos, lo educamos, hacemos talleres de convivencia para que la gente aprenda a vivir en comunidad y juntos desarrollemos una nueva calidad de vida”, expuso Briceño.

Detalló que Caroní fue el primer desarrollo inmobiliario certificado como sostenible en planos en la República Dominicana y que su sueño es que allí se geste la primera comunidad organizada sostenible en el país.

“Cuando llegué a este terreno enloquecí porque vi el río, las áreas verdes y este escenario, sin contaminación, que usted pueda llegar aquí a disfrutar la tranquilidad”, declaró.

Abundó que Bricket es una empresa familiar, donde laboran sus hijos, para asegurar que se mantenga en el tiempo y que su visión es ser líderes en el desarrollo inmobiliario integral

“Nosotros escuchamos mucho al cliente, lo entendemos, nos quedamos con él en su vivencia y con esa información mejoramos todos nuestros proyectos”, expuso.

Apuntó que Bricket no venden metros cuadrados, sino espacios para que la gente mejore su calidad de vida y que aunque es difícil que la gente perciba ese concepto, es la filosofía con la que la marca desea ser reconocida.

“En nuestras comunidades se vive mejor que los metros cuadrados que venden los demás, porque usted está comprando la extensión completa porque dispone de áreas que puede usar”, enfatizó Briceño, cuya compañía tiene alrededor de 50 años en el mercado internacional y más de 20 en el país.