Últimas noticias
Skip to main content

«Por primera vez en la República Dominicana dejaremos de adivinar para saber qué puede pasar en cualquiera de nuestras edificaciones, tanto en el sector público como en el privado”. Leonardo Reyes Madera.

SANTO DOMINGO.-Un total de 53 profesionales de la ingeniería y la arquitectura, 30 hombres y 23 mujeres, pertenecientes al núcleo de ingenieros civiles del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) fueron certificados y quedan habilitados para contribuir con la evaluación de la vulnerabilidad de edificaciones antes y después de un terremoto.

Dichos profesionales pasarán a formar parte de la Red de Evaluadores Estructurales Dominicanos (REED) y al Banco de Evaluadores.

 Los ingenieros y arquitectos egresados del diplomado en Evaluación de Edificaciones, agotaron 48 horas teórico-prácticas en el manejo y utilización de la metodología estandarizada de evaluación de edificaciones que se enfoca en eficientizar los procesos de evaluación y levantamiento de datos antes y después de un terremoto, determinación y cuantificación del riesgo de desastres, priorización de las medidas de evaluación para infraestructuras críticas, según destaca una nota de prensa.

El documento de prensa señala que la capacitación y el adiestramiento recayeron bajo la responsabilidad de la Oficina Nacional de Evaluación Sísmica y Vulnerabilidad de Infraestructura y Edificaciones (Onesvie), el Codia y la Comisión Nacional de Emergencias (Cne), a través del Proyecto Pregeri-RD que financia la Unión Europea y la certificación del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec).

Leonardo Reyes Madera, director general de Onesvie expresó que es de suma importancia para República Dominicana que profesionales de la ingeniería y la arquitectura fortalezcan sus habilidades para ayudar a los organismos preventivos en la tarea de evaluación pre y posterremoto.

“Nos sentimos satisfechos por la obtención de otro logro, en la tarea graduar, para evaluar la vulnerabilidad en edificaciones, infraestructuras y líneas vitales, en el país. Hoy alcanzamos la suma de 100 evaluadores y continuamos hacia una meta de mil”, afirmó Reyes Madera.

“Necesitamos que nos ayuden en la prevención, que nos ayuden a visualizar debilidades, que nos ayuden a detectar problemas, y que tengan la capacidad de resolverlos antes que llegué el terremoto”, declaró el funcionario.

Dijo que desde la entidad que representa se ha hecho el esfuerzo de la formación para elevar el nivel de conciencia sobre la importancia de la prevención, entre los participantes del diplomado, para tener edificaciones resilientes y garantizar la seguridad de cada dominicano.

“Ustedes serán voz de alerta, estarán en la capacidad y habilitados para acompañar a los organismos de socorro del Estado, en la ardua tarea de evaluación pre y posdesastre, además de ser multiplicadores de mensajes de prevención, el cual garantiza la verdadera resiliencia. Por primera vez en la República Dominicana dejaremos de adivinar para saber qué puede pasar en cualquiera de nuestras edificaciones, tanto en el sector público como en el privado”, puntualizó.

Reyes Madera agradeció a la Unión Europea, Codia, Intec, Núcleo de Ingenieros Civiles, Defensa Civil, proyecto ProgeriRD, a los graduandos y a cada una de las instituciones involucradas en la realización y culminación del curso, por el interés mostrado.

Mientras que Juan Salas, presidente de la CNE y director ejecutivo de la Defensa Civil (DC) indicó que desde las instituciones que dirige sigue articulando acciones que contribuyan a una cultura preventiva del riesgo.

Igualmente, dijo que la graduación de la segunda versión del Diplomado fortalece las prerrogativas de la Ley 147-02 de Gestión de Riesgos ante Desastres. En ese sentido,  felicitó a los  53 nuevos profesionales de la ingeniería y la arquitectura que tendrán la capacidad y el adiestramiento para abordar la problemática de la vulnerabilidad sísmica en el país. 

En tanto, Alliet Ortega, vicerrectora de Administración y Finanzas de INTEC, expresó que para la casa de altos estudios es primordial la capacitación, ya que es la manera de aportar al desarrollo del país.

“Es la filosofía triple Elipse de INTEC de trabajar no solamente con el Estado, sino con empresas, sociedades y asociaciones como es el Codia, para lograr iniciativas que aporten al fortalecimiento institucional y a bien común de cada uno de los dominicanos”.

Valoró que entre los 53 graduandos hay 23 mujeres, lo que significa que en la República Dominicana se trabaja en la eliminación del sesgo de género y les motivó a ser multiplicadores de las acciones preventivas para reducir el impacto del riesgo ante desastres.

Por su parte, Yanelba Abreu, administradora del proyecto Progeri-RD, valoró el esfuerzo de cada uno de los graduandos, el apoyo de la Unión Europea y de todas las instituciones involucradas en el desarrollo de cada una de las etapas del programa de capacitación.

“El esfuerzo de la formación comenzó en el año 2015 con la puesta en marcha de la herramienta Prever, facilitando que ejecutivos de la Unión Europea mostrarán interés en la ejecución del programa de capacitación y adiestramiento de los profesionales a través de Onesvie”.   

Juan Antonio Villar González, presidente del Codia, agradeció la participación de los colegiados y de las instituciones involucradas en la formación, al tiempo de expresar que se debe seguir trabajando en la prevención. Además informó que la iniciativa de capacitación fue fruto de un acuerdo interinstitucional entre su entidad, Onesvie y las demás instituciones involucradas, en busca fortalecer las capacidades en evaluación sísmica de edificaciones, infraestructuras y líneas vitales.

La actividad fue realizada el pasado sábado 6 de julio, en el auditorio Ana Mercedes Henríquez del INTEC y asistieron representantes de instituciones del Estado y privadas, integrantes de la sociedad civil e invitados especiales.