Últimas noticias
Skip to main content

El proceso de diseño del instrumento de ordenamiento territorial durará seis meses y la empresa ABC Projects, presidida por el ingeniero Samuel Abreu, es la ejecutara.

La Ley Ordenamiento Territorial, Uso de Suelo y Asentamientos Humanos (368-22), promulgada por el presidente Luis Abinader en diciembre del pasado año, fue puesta en marcha ayer oficialmente en el distrito de Verón Punta Cana, donde se busca iniciar el modelo de ejecución que regirá para todo el país, tomando en cuenta el crecimiento desproporcionado que ha experimenta la provincia La Altagracia, principal polo turístico de la República Dominicana.

El proceso de diseño del instrumento de ordenamiento territorial tendrá un costo de dos millones de pesos, pero, socialmente la intervención y la participación de la junta distrital y el Estado se convierte en decenas de millones, según el viceministro de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Regional del Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo (MEPyD), Domingo Matías. 

El funcionario dijo que Verón Punta Cana es un territorio que ha tenido un crecimiento muy acelerado y es necesario empezar a poner orden en esta localidad de la provincia La Altagracia. 

Ordenar el territorio implica organizar sus riquezas y evitar que la gente construya donde quiera y como quiera. «Por lo tanto, desde aquí se va a desprender una normativa que es vinculante para todos los sectores, sean privados o públicos». 

El objeto de la ley es establecer el marco regulatorio para el ordenamiento territorial, el uso del suelo, la formulación y ejecución de los planes de ordenamiento territorial en los distintos niveles político-administrativos, atendiendo a lineamientos de interés ambiental, cultural, económico, social, de gestión de riesgos y de desarrollo sostenible.

Verón es considerado por las autoridades un territorio prioritario, pues, la vocación turística de esta área requiere urgentemente que sea ordenado. «La localidad turística está en emergencia, esta no resiste que siga teniendo un crecimiento urbano y territorial desordenado», expuso el funcionario.

El plan de ordenamiento territorial persigue dos puntos focales, que son calificar los suelos, es decir, si es agrícola, ambiental, comercial, turístico, minero, entre otros. Pero, también, busca clasificar lo que es urbanizable y lo que no es urbanizable. 

Duración

El proceso de diseño del instrumento de ordenamiento territorial va a durar unos seis meses y la empresa ABC Projects, presidida por el ingeniero Samuel Abreu, es que va ejecutar esa iniciativa. Estos deben entregar el proyecto diseñado al Concejo de Vocales de ese distrito municipal para fines de aprobación en el tiempo antes mencionado. 

El diseño consistirá en realizar un levantamiento, un diagnóstico de la situación territorial de la zona y esta parte ya fue iniciada, aseguró el ingeniero. 

Luego de esto, estarán procesando esas informaciones y llevarán el diagnóstico a un proceso de participación ciudadana, donde todos los sectores serán partes de las propuestas que estarán realizando. 

Junto a un equipo multidisciplinario estarán realizando el trabajo, compuesto especialmente por especialistas de nacionalidad mexicana. 

Entre las situaciones más impactes y críticas que enfrentan, cita, es que no existe un equipamiento de ciudad, es decir, que no se tienen los equipos básicos que necesita la ciudad, como son acueductos, alcantarillados y la cantidad de escuelas, hospitales y sitios de esparcimiento público. 

«Si no tenemos eso, no tenemos ciudad. Todo el enfoque que estamos haciendo es para ir logrando esas cosas y lograr que la ciudad luego tenga una equidad en la distribución de las riquezas que la gente genera en este distrito», declaró. 

Según la definición de la Ley el Ordenamiento Territorial es la política de Estado que integra instrumentos de planificación, evaluación, control y gestión participativa del uso del suelo y ocupación del territorio, acorde a sus potencialidades y limitaciones y a las expectativas de la población, compatibles con la conservación, uso y manejo de los recursos naturales y conforme a los objetivos de desarrollo para mejorar la calidad de vida y garantizar los derechos colectivos y difusos.

Adaptada con información de Diario Libre.