Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.-El crecimiento experimentado por el país en la llegada de divisas y el valor agregado a este sector económico, plantea retos a República Dominicana para mantener su liderazgo ante mercados robustos y longevos en el Caribe en términos de rentabilidad, como Cancún y Jamaica.

Así lo planteó el presidente de Palladium Hotel Group, Abel Matutes Prats, quien expuso que estos son dos destinos a los que el país debe prestar atención.

«Cancún y Jamaica llevan más tiempo siendo más competitivos y más rentables. Esta es una brecha que poco a poco se ha ido incrementando», manifestó al participar del panel «Turismo dominicano: visión de los empresarios españoles», moderado por el  vicepresidente del Grupo Puntacana, Simón Suárez.

Tras resaltar el salto «extraordinario» del turismo  en términos de competitividad, el ejecutivo enfatizó que se debe ir más allá de las cifras récord que está teniendo. «Es muy importante no solamente fijarse en cifras de llegada, sino en cifras del valor: qué crean y qué dejan en la comunidad», apuntó.

Dijeron que la belleza natural, la riqueza cultural, la seguridad jurídica y la colaboración público-privada son algunas de las cualidades que resaltan los empresarios extranjeros cuando invierten su capital en la industria turística dominicana, igual que la sostenibilidad turística, la planificación territorial, la formación especializada en el recurso humano y la regulación del alquiler vacacional son todos elementos que contribuyen al liderazgo del destino.

En términos de inversión, la directora ejecutiva del Grupo Iberostar, Sabina Fluxá, explicó que la creciente presencia del mercado americano en las inversiones turísticas ha incidido en que los precios y las tarifas en otros destinos del Caribe que compiten «muy directamente» con República Dominicana, sean «muy superiores».

Conectividad

Para el presidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, la conectividad aérea es «la espada de Damocles» de la competitividad aérea en el sector. «La conectividad es muy cara. Volar a determinados mercados emisores es hasta dos o tres veces más cara que otros competidores naturales», subrayó.

Escarrer entiende que República Dominicana debe hacer un benchmarking para conocer su posición actual frente a otros destinos y asegurar que la inversión «venga y no piense en irse a otros lugares» sobre todo porque, después de la pandemia, las inversiones son más limitadas y requieren de una visión largoplacista que maximice su retorno y agregue valor.

Nueva corriente sostenible

A estos retos se suma el de expandir la industria turística desde una perspectiva sostenible, tanto a nivel medioambiental como social. 

La directora ejecutiva de Grupo Piñero, Encarna Piñero, destacó que las empresas españolas deben ser un ejemplo de buenas prácticas para generar el equilibrio que se debe tener de  la naturaleza, el cuidado del entorno, las comunidades y el trabajo con los Gobiernos.

«Por el peso que tiene el sector turístico, debemos sensibilizar a políticos y a las comunidades de que este es el futuro», indicó.  

Plan estratégico de turismo

Durante su intervención, Escarrer propuso que el Gobierno cree un plan estratégico de turismo que aglutine esfuerzos entre los grupos turísticos para que decida dónde se quiere ubicar República Dominicana como destino turístico en los próximos 10 años, bajo una visión de desarrollo a largo plazo.

Foto portada: Diario Libre.

Con información de Diario Libre.