Últimas noticias
Skip to main content

Un desacuerdo por el precio de los terrenos que alojaba el Hotel Hispaniola, donde el gobierno se propone construir el Centro de Convenciones de Santo Domingo, mantiene frenado el inicio de la obra, cuyos planos y diseño aguardan para poner en marcha la edificación, que contribuirá a fortalecer el desarrollo turístico de la capital dominicana.

En diversas ocasiones la presente gestión de gobierno ha ofrecido información sobre la construcción de la obra. El primer anuncio lo hizo el presidente Luis Abinader durante la Feria Internacional de Turismo (Fitur 2022), donde iofreció la noticia sobre su construcción. En febrero del pasado año 2023, el ministro de Turismo David Collado dijo que en 90 días iniciarían los trabajos.

“Vamos a iniciar en los próximos 90 días el proceso de construcción del Centro de Convenciones de Santo Domingo, donde estuvo por muchos años el Hotel Hispaniola, y vamos a preservar ese edificio», declaró Collado el 16 de febrero del pasado año. El decreto 296-22 declara de utilidad pública dichos terrenos.

A principios del presente año 2024, el presidente Luis Abinader anunció que se licitará la construcción del Centro de Convenciones de Santo Domingo. «Es algo que nos ha faltado durante mucho tiempo, y aún así no hemos desarrollado. Estamos abriendo este año tres grandes hoteles de marcas internacionales muy reconocidas, pero ese centro de convenciones es el complemento que esperamos terminar a finales del año 2025», declaró el 11 de enero de este año, el presidente Luis Abinader, durante la rueda de prensa del Ministerio de Turismo, donde se dieron a conocer los resultados 2023 de esa dependencia estatal.

Pero ayer Collado informó que el gobierno debe superar una disputa privada sobre el lugar donde se construirá el establecimiento.

Expuso, durante un encuentro con la prensa en Fitur 2024, que el gobierno para resolver el impase  depositará 1,200 millones de pesos en una cuenta, que es el valor tasado por Bienes Nacionales para los citados terrenos, ubicados en la avenida Independencia esquina avenida Abraham Lincoln, donde operaba el Hotel Hispaniola.

El inconveniente es entre los empresarios Miguel Vargas, Carlos Sánchez y otro de nacionalidad española.

«Ellos dicen que su valor es mayor. Nosotros vamos a depositar 1,200 millones en una cuenta. Ellos van a firmar un acuerdo aceptando ese depósito para que, cuando lleguen a un acuerdo, puedan cobrar ese dinero y no sigan obstaculizando el desarrollo del centro de convenciones de la ciudad de Santo Domingo, que es tan importante», dijo Collado a los medios de comunicación.

Detalló que los fondos se reservaron de la partida presupuestaria destinada a la promoción internacional del país y se entregarán al Ministerio de Hacienda para esos fines.

David Collado dijo que para el levantamiento del centro de convenciones el gobierno dominicano ha buscado la asesoría de la Institución Ferial de Madrid (Ifema), entidad que organiza Fitur.

«Tenemos los planos, tenemos el diseño, que fue elaborado por un arquitecto guiado por Ifema», dijo.

Según Collado, esta obra tendrá un impacto urbanístico y transformará la ciudad de Santo Domingo.

«En los países donde los centros de convenciones se construyen y funcionan, impactan en un 7 por ciento la ocupación hotelera de esa área, es decir, que en el Gran Santo Domingo tendremos un impacto de al menos un 7 por ciento en la ocupación», proyectó el funcionario.