Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.- Una estafa inmobiliaria fue denunciada por varias familias quienes alegadamente pagaron por la adquisición de apartamentos en una torre localizada en el sector Renacimiento del Distrito Nacional, de donde algunos fueron desalojados.

El ingeniero Jorge Freddy Figuereo de los Santos, es el constructor señalado como responsable de los hechos y quien habría incurrido en duplicidad de hipoteca, contrayendo deudas que no pudo saldar, razón por la cual habría perdido la torre Cofisa, localizada en la calle Manolo Tavarez Justo en la capital dominicana.

Una investigación presentada la noche del pasado lunes 15 de enero 2024, en el “Informe con Alicia Ortega”, reveló que de los Santos aún teniendo un contrato de crédito con garantía hipotecaria con el Banco de Reservas por 62. 5 millones de pesos, incurrió en 4 préstamos adicionales por más de US5 millones de dólares con la sociedad comercial TLI Investments, supuestamente para terminar el inmueble.

“Y al recibir esos 4 préstamos y no poderlos pagar, pues perdió la torre en virtud de una sentencia de adjudicación que trajo consigo que el señor Julio Colón que vivía en la torre 8A fuera despojado”, reveló a El Informe el abogado José Aníbal Guzmán, representante legal de las víctimas.

De acuerdo con los documentos, el contrato entre el Reservas y el ingeniero de los Santos fue firmado el 6 de julio de 2012, acordando que el deudor no podría dar el inmueble en hipoteca, a otra entidad financiera, compañía o asociación sin el conocimiento previo o escrito del banco.

De los Santos había tomado los créditos en otra financiera, a pesar de tener una cláusula de hipoteca en el registro de títulos del Distrito Nacional, revelan los documentos presentados en el citado programa. 

El préstamo inicial a la financiera se hizo, según los documentos, el primero de diciembre de 2014 teniendo a Jorge Freddy Figuereo de los Santos en calidad de deudor autorizando la inscripción de una hipoteca convencional en primer rango por más de US2 millones, una segunda del 6 de agosto de 2015 por 800 mil dólares, otra el 124 de mayo de 2016  por un millón de dólares y la cuarta hipoteca el 3 de febrero de 2017 por más de 1.5 millones de dólares.

Los denunciantes

Marcelino Báez, mayor general retirado de las fuerzas armadas y su esposa Delma Matos, narraron que en el año 2014 pagaron al ingeniero la suma de 9.5 millones de pesos por el apartamento 2B de la referida torre. Inicialmente Figuereo de los Santos le habría dicho que su costo rondaba los US296 mil, pero que si le pagaban en efectivo le reducía el monto.

El compromiso del constructor fue que en el año 2015 se daría entrega al inmueble, pero que cansados de esperar decidieron mudarse en el año 2020, teniendo que terminar de cubrir algunas de las necesidades de construcción. A los seis meses fueron desalojados de la vivienda.

Julio Colón, de su lado, expuso que luego de trabajar en Estados Unidos por más de 40 años, adquirió en la torre Cofisa la unidad 8A por la cifra de 8 millones de pesos.  RD$650 mil de inicial  el 26 de julio de 2013 y concluyó en el 2018 el pago total. “Le dije que necesitamos el apartamento me dijo que si, me entregó las llaves, pasamos las navidades con la familia todo estaba perfecto”, declaró el afectado.

Colón adquirió un segundo apartamento el 10B para su hijo por la suma de RD$8 millones, confiado en que todo estaba en orden con el inmueble. “Cuando nosotros compramos estaba financiado con el Banco de Reservas y eso nos dio confianza porque como es un banco gubernamental”.

Clara Castro esposa de Colón narra que el desalojo fue frustrante y que tienen una querella interpuesta contra el ingeniero para tratar de recuperar su inversión.

El 4 de junio del año 2014 Raúl Almonte y familia adquirieron una unidad de apartamento en la torre Cofisa. “Ahí nosotros compramos a un ingeniero de nombre Jorge Freddy de los Santos, quien nos vende una unidad de 240 y pico de metros de un total de 8.6 millones de pesos”, explicó.

Dijo que como inicial pagó RD$4.7 millones por la unidad 7B. Narró que el ingeniero les dijo que era al año siguiente la entrega,  fecha que se prolongó “con historias y cuentos”, hasta que se enteraron a través de su abogado, de la situación en la que se encontraba la torre.

Se querellaron, pero el fallo declaró a Figuereo de los Santos no culpable de estafa descargándolo de toda responsabilidad penal, aunque lo condenaron a pagar la suma de RD$4.7 millones a favor de Almonte y RD$1.5 millones como indemnización por daños y perjuicios.

Otra de las afectadas es Elsa de Jesús, quien firmó con el ingeniero un contrato en junio de 2014 para venderle su casa de dos niveles a cambio de un apartamento en una de sus torres. “Veo que pasan los dos años yo paso siempre por ahí y veo cómo va avanzando la construcción, como a los 5 años tocan la puerta de mi casa y escucho un rebú de 3 a 4 vehículos, donde me entregan una carta donde nos llaman invasores y nos dan 3 días para desalojar la casa”.

Brasil Jiménez, abogado de esta última afectada, narró que encontraron que el apartamento que le correspondía a de Jesús estaba adjudicado a favor de la razón social TLI Investments  y que la vivienda de la señora fue transferida a nombre de otra persona.

Fuente: El Inforne con Alicia Ortega del 15 de enero 2024.