Últimas noticias
Skip to main content

Si tienes un cuarto de lavado pequeño y buscas las mejores maneras de organizarlo, aquí te brindamos los mejores tips de decoración del hogar. De esta manera, podrás mantener un mejor acomodo de todas tus cosas, en un espacio reducido.

El cuarto de lavado, a menudo es una de las áreas más pequeñas de nuestra casa, puede convertirse en un espacio funcional y ordenado con la planificación y organización adecuadas en la decoración del hogar.

Si tienes la suerte de contar con un cuarto de lavado pequeño, sabes que cada centímetro cuadrado cuenta. Por ello, en esta nota de decoración del hogar exploraremos estrategias inteligentes y consejos prácticos para acomodar y ordenar esta área de tu casa.

Aprovecha todos los rincones posibles

Cuando se trata de un cuarto de lavado pequeño, la verticalidad es tu mejor amiga. Instala estantes flotantes en las paredes para guardar detergentes, suavizantes y otros suministros. También puedes usar ganchos en la parte trasera de la puerta o en las paredes para colgar escobas, trapos y otros elementos de limpieza.

Utiliza cestos de ropa

Los cestos de ropa son esenciales en cualquier cuarto de lavado pequeño. Opta por cestos apilables o aquellos que tienen ruedas para facilitar su movimiento. Usa cestos etiquetados para clasificar la ropa según el color o el tipo de lavado.

Añade un bote para prendas sin pares o perdidas

Para evitar que las prendas sin pares o las que faltan se acumulen en tu cuarto de lavado, coloca un bote designado para ellas. Esto te ayudará a mantener tu espacio ordenado y a reducir la búsqueda de prendas desaparecidas.

Mantén un sistema de organización

Crea un sistema de organización para tus suministros de lavandería. Etiqueta los estantes y cajones para saber dónde se guarda cada artículo. Esto facilitará la tarea de encontrar lo que necesitas en cualquier momento.

Mantén un bote de basura cerca

Un pequeño bote de basura en tu cuarto de lavado es esencial para desechar envases vacíos, etiquetas de ropa y otros desechos. Vacía el bote de basura regularmente para mantener el espacio limpio y ordenado.

Recuerda que el orden y la organización en tu cuarto de lavado pequeño no solo te ayudarán a encontrar fácilmente lo que necesitas, sino que también harán que la tarea de lavandería sea más eficiente y menos estresante. Con estos consejos, puedes aprovechar al máximo tu área y transformarlo en un espacio funcional y bien organizado.