Últimas noticias
Skip to main content

La madera es uno de los materiales más versátiles que existen. Al encontrarse en tonos y acabados de lo más variados, puede combinarse en cualquier estancia sin problema. Eso sí, para lograr el efecto deseado, es necesario conocer algunos trucos que conseguirán que la decoración de tu cocina se vea armoniosa y cálida. 

Estas 10 cocinas son un claro ejemplo de cómo integrar la madera con tonos, materiales y estilos diversos y conseguir salir victorioso.  

Foto: Eugeni Pons

Tradición y modernidad

Tradición y modernidad se unen en esta cocina rústica que mantiene un diseño actual. En ese sentido, destaca el uso de elementos como focos técnicos, campanas extractoras, sillas y taburetes de acero o plástico. 

Además, el diseño en madera combina con elementos en blanco y con detalles florales que relajan el ambiente. El negro, presente en encimeras y otras superficies, aporta sofisticación al espacio. 

Foto: Roca.

Hormigón y madera

La madera, sobre todo en tonalidades más claras, combina con una infinidad de colores y materiales. Un claro ejemplo de esto es esta cocina, que mezcla madera y hormigón y el resultado es de lo más atractivo.

El contraste entre la dureza del hormigón usado en frentes y encimeras y la delicadeza de la madera de los armarios genera una combinación única.

Foto: Salva López.

Orden y calma

En esta cocina de un ático de Barcelona, la madera y el orden van de la mano. Esto se debe a que cuenta con un gran espacio de almacenaje, gracias a los múltiples compartimentos presentes en el espacio, que favorecen la organización. 

La península de esta cocina también favorece esta sensación de orden y calma, ya que es el elemento central y contribuye a mantener una división entre el comedor y la zona de preparar alimentos. 

Foto: Meritxell Arjalaguer.

Al estilo de una antigua masía

En esta cocina, se ha optado por usar un tono de madera muy cálido, casi anaranjado, que aporta sensación de bienestar a la estancia. Está presente el esfuerzo por conservar el diseño original de una masía clásica, lo que le proporciona mucho encanto. 

Foto: Pere Peris.

Vigas en madera

La madera es un elemento ideal para colocar en una cocina, porque puede usarse también en el techo. Las vigas de madera conservan el diseño original rústico del hogar y son del mismo tono claro en sintonía con el mármol de las encimeras y el blanco de la pared.

Los electrodomésticos metálicos, por su parte, contrastan con esta estética rústica y añaden un toque más moderno. 

Foto: B J Bjornvadj.

Diferentes materiales y acabados

La madera cálida se encuentra con la frescura del blanco y la elegancia del mármol y el acero inoxidable en esta cocina luminosa. Fusiona materiales y acabados sin límites para conseguir un espacio único lleno de personalidad. 

Foto: Chris Tomburello.

En un tono oscuro

Aunque a simple vista pueda parecer complicada de combinar, lo cierto es que la madera en tonos oscuros aporta un toque único y muy personal a la cocina. 

Para evitar que la estancia se vea demasiado apagada, se puede incluir una pieza vintage que añada contraste, o bien incluir elementos en tonos claros. 

Foto: Porcelanosa.

El tándem perfecto

Esta cocina conserva la modernidad y elegancia que confiere el blanco, añadiendo un toque más interesante gracias a los detalles en madera. Además, la madera aporta la calidez que a veces le falta al blanco. 

El resultado de esta fusión es una cocina moderna y amplia en la que se respira un aire acogedor. 

Foto: Amy Nenunsinger.

También en los suelos

La madera también es una buena aliada para conseguir un suelo agradable. En este caso, el suelo de roble se mimetiza con los muebles de madera en tonos claros y no pierde la naturalidad gracias al techo y los acabados en blanco. 

En el área de cocina, con las paredes exhiben en estuco veneciano que se extiende hasta la campana extractora hecha a medida, se encuentran armarios de roble blanco complementados con encimeras de piedra caliza. Todos los elementos están en perfecta armonía para lograr un ambiente cálido. 

Foto: Luís Díaz Díaz.

Fabricada a medida

En un espacio más reducido, la madera también encuentra su lugar. El ejemplo perfecto es esta cocina en una casa de Asturias, que cuenta con muebles fabricados a medida para ganar en espacio. 

La madera se une con el mármol de la encimera, que colabora para crear una sensación íntima. 

https://www.arquitecturaydiseno.es/