Últimas noticias
Skip to main content

El art Nouveau puede recibir muchos nombres diferentes, pero su aspecto es inconfundible. Recorremos el mundo para descubrirte los edificios modernistas que debes visitar para conocer a fondo este movimiento de las artes decorativas y la arquitectura que floreció en Europa a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Se conoció como JugendstilStile LibertySzecesszió o modernismo en Alemania, Italia, Hungría y España, respectivamente, con diferentes interpretaciones regionales de la estética. 

Caracterizado por las líneas curvas, la asimetría y los motivos naturales, a menudo botánicos, el estilo supuso una ruptura experimental con las influencias góticas y neoclásicas tradicionales de las décadas anteriores en todo el continente. Lleno de romanticismo, el modernismo enfatizaba la artesanía como respuesta a la industrialización que se estaba imponiendo rápidamente en la época. 

Arquitectos como Hector Guimard, Antoni Gaudí y Otto Wagner se hicieron famosos por sus decadentes diseños de inspiración orgánica, en los que abundaban las florituras de colores y los detalles en hierro y cristal. Los interiores de los edificios modernistas eran conocidos por estar tan ornamentados como sus fachadas, a menudo decorados con exquisitos muebles a medida y revestimientos murales pintados a mano.

Desde Barcelona a Budapest, se pueden encontrar magníficos ejemplos de arquitectura art nouveau en todo el mundo. Te presentamos 10 maravillas de la arquitectura:

Majolikahaus, Viena, Austria

El arquitecto Otto Wagner fue una figura clave en la reinvención de Viena a principios del siglo XX. Una de sus obras más queridas es el edificio de apartamentos Majolikahaus, terminado en 1898 y decorado con vibrantes motivos florales. La fachada está compuesta en su totalidad por azulejos de cerámica conocidos como mayólicas.

Casa Municipal, Praga, República Checa

Praga alberga una variada mezcla de estilos arquitectónicos. El casco antiguo de la ciudad está plagado de numerosos edificios de estilo gótico románico, así como estructuras barrocas de fama mundial, como el Palacio Clam-Gallas, una sala de conciertos del siglo XVIII por la que pasaron artistas de la talla de Mozart y Beethoven. Pero entre estos edificios más antiguos hay brillantes ejemplos de arquitectura art nouveau, como la Casa Municipal, también conocida como Obecní Dům, inaugurada en 1912. Se erigió en el emplazamiento del antiguo Palacio de la Corte Real (residencia del rey de Bohemia de 1383 a 1485) antes de su demolición. Bajo el arco central hay un mosaico del artista Karel Špillar titulado Homenaje a Praga.

Sinagoga Agoudas Hakehilos, París, Francia

Hector Guimard fue uno de los principales exponentes del art nouveau en París, conocido sobre todo por sus preciosas entradas al metro de la ciudad. Situada en el barrio de Le Marais, la Sinagoga Agoudas Hakehilos de Guimard (también conocida como Sinagoga de la rue Pavée) fue construida en 1913 y presenta un motivo exterior inspirado en los diez mandamientos.

Edificio del Tesoro Nacional, Budapest, Hungría

Ödön Lechner, el arquitecto de este impresionante edificio, es conocido como «el Gaudí húngaro». No es tarea fácil crear una estructura que destaque en una ciudad con veneradas maravillas arquitectónicas que se remontan al siglo XIII, pero su vibrante tejado verde y los brillantes detalles dorados del edificio lo convierten en una joya del modernismo de Budapest. Concebido originalmente como la Caja Postal de Ahorros de Hungría, abrió sus puertas en 1901. El diseño de la fachada incorpora flores que recuerdan al bordado local. Otras obras famosas de Lechner en la capital húngara son el edificio del Instituto Geológico y el Museo de Artes Aplicadas, construidos a principios de siglo.

Alberta lela, Riga, Letonia

Riga es célebre por su asombrosa cantidad de edificios modernistas. Uno de sus diseñadores más prolíficos fue el ruso Mikhail Osipovich Eisenstein, que ideó varias de estas construcciones, incluidos muchos de los ornamentados edificios de apartamentos que pueblan la calle Alberta.

Casa Fenoglio-Lafleur, Turín, Italia

La variante italiana de la arquitectura art nouveau se conoce como Stile Liberty, una expresión derivada de la famosa tienda Liberty & Co. de Londres, cuyo fundador, Arthur Lasenby Liberty, era conocido por vender piezas decorativas importadas de China y Japón. No obstante, el término es un descriptor preciso de la naturaleza expresiva de los edificios art nouveau italianos, como la Casa Fenoglio-Lafleur de Turín. Con cuatro pisos de altura en la esquina de Corso Francia y Via Principi d’Acaja, la histórica casa fue construida entre 1902 y 1903 por Pietro Fenoglio, concebida originalmente como estudio y residencia para el arquitecto y su familia. Los adornos florales y los detalles curvilíneos de hierro forjado de su exterior han convertido la Casa Fenoglio-Lafleur en una obra maestra del Stile Liberty.

Pabellón de la Secesión, Viena, Austria

Diseñado por el arquitecto Joseph Maria Olbrich, el edificio se construyó como sala de exposiciones para los artistas y diseñadores del movimiento secesionista. La estructura, inaugurada en 1898, está coronada por una característica cúpula de hojas de laurel de hierro forjado dorado.

Edificio Lavirotte, París, Francia

El séptimo distrito de París cuenta con algunos de los ejemplos más famosos de arquitectura art nouveau de la ciudad, especialmente a lo largo de las fachadas de la avenida Rapp, donde se encuentra el edificio Lavirotte. Llamado así por su arquitecto, Jules Lavirotte, fue construido entre 1899 y 1901, con sinuosos detalles botánicos y azulejos del ceramista Alexandre Bigot en el exterior. La estructura obtuvo el primer puesto en el concurso de fachadas de París de 1901. Las referencias a Adán y Eva pueden verse en la elaborada entrada de la estructura de siete pisos.

Edificio Old England, Bruselas, Bélgica

Diseñado por el arquitecto Paul Saintenoy, el edificio Old England se construyó en 1899 y está considerado una de las joyas del art nouveau de Bruselas. Los antiguos grandes almacenes albergan hoy el Museo de Instrumentos Musicales. El exterior está adornado con múltiples paneles que muestran frases musicales, así como con los toques habituales del movimiento, como un motivo floral y detalles de hierro en forma de remolino.

Casa Batlló, Barcelona España

Gaudí llevó a Barcelona su exuberante estilo modernista y creó muchos de los hitos arquitectónicos de la ciudad. La Casa Batlló, situada en el paseo de Gracia, es una de sus obras más conocidas y alude a la leyenda de San Jorge y el dragón. Su exterior está revestido de coloridas piezas de cerámica rota, mientras que el tejado está cubierto de tejas escamadas.

Fuente: https://www.revistaad.es/