Últimas noticias
Skip to main content

Por Indhira Desangles

Especial para El Inmobiliario

Hace un par de días compartí un artículo explicando la importancia del correcto asesoramiento legal en lo que se refiere al tema contractual durante las operaciones de alquiler, venta, compra de inmuebles empresariales. Dicho esto, me asombró gratamente que fue un tema muy valorado por mis lectores.

Debido a lo anterior, en este nuevo artículo, exploraré detalladamente algunas lecciones valiosas a través de situaciones hipotéticas que resaltan errores comunes en la redacción de contratos para operaciones inmobiliarias. Sin embargo, recuerden, estos consejos bajo ningún concepto sustituyen el acompañamiento (necesario) de un profesional legal en la materia:

Error 1: Falta de claridad en las condiciones

Situación hipotética: imagina el entusiasmo al cerrar un trato para el alquiler de un espacio comercial. Sin embargo, el contrato omite detalles cruciales sobre las responsabilidades de mantenimiento. A mitad del contrato, surge una disputa sobre quién debe encargarse de las reparaciones debido a la falta de claridad en el contrato.

Consejo: detalla con precisión las responsabilidades de cada parte en el mantenimiento, evitando futuros desacuerdos y garantizando una relación armoniosa.

Error 2: Desconocimiento de la legislación local

Situación hipotética: al adquirir una propiedad para un proyecto de desarrollo empresarial, ignoras las regulaciones locales sobre zonificación. Esto resulta en obstáculos legales que impiden el uso previsto para la propiedad.

Consejo: investiga a fondo las regulaciones locales antes de iniciar cualquier proyecto, adaptando el contrato para cumplir con las normativas y evitar contratiempos legales.

Error 3: Descuido en la revisión del contrato

Situación hipotética: en la emoción de cerrar un acuerdo de venta, pasas por alto la cláusula de plazos de entrega. Más tarde, te das cuenta de que el contrato establece un plazo poco realista y costoso de cumplir.

Consejo: realiza revisiones exhaustivas y, si es posible, involucra a expertos en la materia. Pequeños errores en los plazos pueden tener repercusiones significativas.

Finalmente, hemos explorado las sutilezas y desafíos que rodean la redacción de contratos inmobiliarios empresariales, descubriendo los errores comunes que podrían convertirse en obstáculos para el éxito. En el tejido de estos contratos, se encuentran las bases de nuestras operaciones empresariales, y es nuestra responsabilidad reforzarlas para construir un futuro sólido.

Cada error revela una oportunidad de aprendizaje, una ocasión para perfeccionar nuestras prácticas y evolucionar como líderes en el vasto terreno inmobiliario. La claridad, el conocimiento legal y la minuciosa revisión son las herramientas que nos permitirán esquivar las trampas comunes y allanar el camino hacia el progreso.

Entonces, te invito a reflexionar: ¿Cómo podemos, como empresarios inmobiliarios, transformar estos desafíos en oportunidades de crecimiento? ¿Cómo podemos tejer contratos que no solo protejan nuestros intereses, sino que también fomenten relaciones sólidas y duraderas?

En última instancia, la excelencia en la redacción de contratos inmobiliarios es una búsqueda constante, una senda que nos lleva a perfeccionar nuestras habilidades y comprender más profundamente las complejidades del mundo empresarial. Comparte tus experiencias y reflexiones en los comentarios, porque en el intercambio de conocimientos, todos avanzamos juntos hacia un mañana más prometedor.

La autora es asesora inmobiliaria con más de 20 años en el mercado local, especialista en bienes raíces comerciales y corporativo. Acrópolis Corporate Center, Spatium, Piso 8, Piantini, Santo Domingo.
 República Dominicana, 10127.
+1(809) 669 3063. Desangles.Properties.