Últimas noticias
Skip to main content

Vender inmuebles de lujo como mansiones de $2.3 millones, villas de $4.4 millones, entre otras propiedades de alta gama conlleva unas técnicas particulares de venta y promoción.

Algunos agentes inmobiliarios creen estar capacitados para vender este tipo de propiedades en base a su experiencia en la venta de viviendas de valor inferior.

Sin embargo, cuando comienzan a darse cuenta que no es tan fácil contactar con los potenciales clientes, lo primero que piensan es que el inmueble está sobrevalorado o no hay mercado de demanda en esos momentos.

Estos agentes inmobiliarios no entienden que muchas veces su problema está en su enfoque y en los medios que utilizan para llegar al cliente potencial. ¿Qué pensarías si te digo que vender un inmueble de lujo es relativamente más fácil que vender un inmueble normal? Seguro que no me creerías.

Bien, pues es así: es relativamente más fácil. Utilizo la palabra “relativo”, porque vender inmuebles de lujo es una especialización de la venta inmobiliaria.

Para un especialista es fácil vender este tipo de inmuebles, para el resto es todo un desafío. Vender inmuebles de lujo no es una habilidad que se obtenga vendiendo otro tipo de inmuebles residenciales; sino aprendiendo de un profesional que se ha especializado en esta área. Veamos por qué.

Para vender inmuebles de lujo debes especializarte

La especialización en este tipo de viviendas con precios millonarios es necesaria, porque en primer lugar debes saber cómo asesorar a los propietarios que venden propiedades de lujo, lo cual es la parte más difícil de este tipo de venta.

En segundo lugar debes saber cómo preparar un inmueble de lujo antes de ponerlo en el mercado, (y no me refiero aquí a técnicas de home staging).

En tercer lugar debes saber qué material promocional y medios, son los mejores para comercializar inmuebles de lujo; y cuarto debes tener contactos en los círculos en los que se mueve tu público objetivo.

Todo lo anterior se reduce en dominar bien estos 4 trucos de la venta de inmuebles de lujo:

1.- Conoce bien lo que vendes. Antes de poner en el mercado un inmueble de lujo debes conocerlo muy bien. Debes preparar un dossier del inmueble con sus características físicas, legales, financieras y comerciales.

Este dossier es la herramienta que necesitas para convencer al propietario de cuál es el mejor precio para vender su propiedad, no el mejor precio de salida, sino el precio por el que debe vender su inmueble de lujo.

Un precio que tú sabrás defender, porque en esos momentos, una vez hayas completado el dossier, sabrás cual es el precio adecuado. Un conocimiento y convencimiento que te ayudará posteriormente en la negociación con el comprador.

Preparar este tipo de documentos con fotos y vídeo incluidos no es fácil, lleva tiempo, (entre 2-3 semanas), y necesitas tener un poco de presupuesto.

Este dossier es fundamental para poder vender un inmueble de lujo y de él podrás extraer toda tu estrategia comercial ya que te dirá quién es tu cliente potencial ideal, que no es precisamente todo aquel que se pueda permitir la compra de ese inmueble.

En todo inmueble siempre hay algo que destaca, algo totalmente exclusivo y deseable para algunos. Es eso lo que te va a indicar quién es tu cliente ideal.

De esos clientes ideales hay cientos en el mercado, por lo que si sabes crear un “avatar de tu cliente ideal” venderás este tipo de inmuebles sin problemas y rápido.

2.-  Conoce a tu público objetivo. Para llegar a tu potencial cliente debes saber cómo este tiende a pensar; cuáles son sus necesidades; sus gustos y preferencias; sus hábitos de vida. Debes tener siempre presente que esta clase de compradores se alejan de lo ordinario y no tienen problemas de financiación.

Para saber quién es tu cliente más potencial, debes saber trasladar las características de un inmueble de lujo en beneficios tales como prestigio, pertenecer a un grupo social concreto, (de los que juegan al golf, de los que tienen yate, de los que toman vacaciones aquí, etc), reconocimiento social, respeto, privacidad, exclusividad.

Sólo conociendo bien el inmueble podrás redactar una descripción del inmueble que le haga justicia al inmueble, justifique su precio y sea atractiva a ese público objetivo.

Te recomiendo no hacer las fotografías ni el vídeo antes de hacer esta descripción, porque la descripción  te dirá cómo debes tomar esas fotos y cómo grabar el vídeo.

Cómo grabar la exclusividad que ofrece ese inmueble. Y saber grabar o tomar fotos de la exclusividad no es fácil.

Generalmente la ubicación, el espacio del que se dispone y la calidad de los materiales son las características donde debes enfocarte para extraer los beneficios.

Sobre todo extraer un beneficio que haga al inmueble único para un grupo determinado de personas.

Recuerda también que a todo inmueble de lujo una vez adquirido, se le aplicarán pequeñas reformas para adaptarlo a la personalidad de sus nuevos dueños.

Las necesidades de este tipo de cliente son diferentes a la mayoría de las personas y buscan que su nueva vivienda ofrezca ciertos beneficios personales que reflejen el éxito con el que cuentan los potenciales compradores.

Aquí el número de habitaciones o el precio es poco relevante. Lo relevante es que  el inmueble llegue a los sentimientos, que enamore.

3.-Promociona tu inmueble de lujo con vídeo

Obviamente, para vender un inmueble de lujo necesitas material de primera calidad y promocionarlo en los medios adecuados. Una descripción memorable y unas fotos tomadas por un fotógrafo profesional no es suficiente. Necesitas un vídeo y grabarlo de forma adecuada. En el vídeo está la clave.

Debes grabar el típico vídeo de alta calidad técnica incluyendo una persona en el mismo que describa el inmueble, (sus características y beneficios), según lo va mostrando.

Eso de música de fondo mientras se muestran las diferentes partes del inmueble es una pérdida de tiempo por 3 razones: no genera la atención necesaria. Es aburrido y no destaca. No enamora. No muestra el éxito y la exclusividad; además, al subirlo a YouTube no puedes optimizarlo, porque no contiene texto en su interior que puedas posicionar y que te permita la traducción y los subtítulos; y tercero al no tener una llamada a la acción directa, podrás conseguir muchas visualizaciones, pero pocas solicitudes de información.

Una vez tengas el vídeo alojado en YouTube o en Vimeo, (es otra opción, aunque te recomiendo las 2), necesitas una página de aterrizaje específica para este inmueble de lujo.

Esta página de aterrizaje deberá contener las fotos, la descripción, el vídeo, un formulario de consulta y estar muy bien diseñada. A esta página de aterrizaje es a dónde vas a dirigir a tus potenciales clientes.

Una vez tengas todo el material es el momento de seleccionar los medios adecuados. Los mejores medios para vender un inmueble de lujo son, entre otros las relaciones públicas inmobiliarias, Google Ads, facebook Ads, sitios web especializados, (revistas de lujo online y demás) y la publicidad nativa inmobiliaria.

Para conseguir solicitudes de información de calidad en Google y Facebook necesitas saber muy bien cómo seleccionar las palabras clave y el público objetivo.

Para los portales y sitios web especializados necesitas  saber de copywriting inmobiliario para redactar anuncios memorables. La descripción que tienes no es apropiada para utilizarla con publicidad.

.4.-  Utiliza las relaciones públicas para vender rápido.

La mayoría de los inmuebles de lujo y casi todos los inmuebles de super lujo se venden a través de las relaciones públicas inmobiliarias. De ahí que necesites especializarte y aprender que no es precisamente dar ruedas de prensa y escribir artículos,  para tener acceso a los círculos donde se encuentran tus clientes.

Una vez te das a conocer en estos círculos, (y una vez hayas vendido algunos inmuebles de lujo), encontrarás que varios clientes, por referencia o gracias a tus esfuerzos de RRPP, te encargan la búsqueda de un determinado inmueble.

Para tener éxito en la venta de inmuebles de lujo necesitas formarte en relaciones públicas inmobiliarias que son ligeramente diferentes a las de otros sectores. El hacerlo es parte de tu especialización.