Skip to main content

El mérito  de este tipo de exclusividades es que todo el mundo quiere trabajar con expertos

SANTO DOMINGO.- El crecimiento de la industria inmobiliaria ha producido el desembarco de la especialización del ejercicio . El simple renglón de la compra venta de una vivienda, es cosa del pasado y cada día surgen nuevos talentos y agentes inclinados hacia las particularidades.

El amplio mundo inmobiliario abarca un abanico de posibilidades que le permite a quienes incursionan, elegir entre varias opciones. Esta diferenciación te permite con el paso del tiempo, convertirte en un experto y disponer de informaciones y destrezas privilegiadas, que fortalecen el trabajo y por ende, la calidad del servicio.

Una de las debilidades que afronta este importante pilar de la economía es que no cuenta con universidades que impartan la carrera, a pesar del auge generado en los últimos años, que ha permitido el surgimiento de una enorme cantidad de personas vinculadas al corretaje de los bienes raíces.

La especialización es sinónimo de éxito, entiende Bienvenido Paulino, de Plusval. Desde el principio este experimentado agente con 36 años en el sector, tuvo claro su tendencia y no vaciló en dedicarse a la venta de proyectos.

“Proyectos que conozca y que pueda involucrarme en su apertura, desde el solar hasta la concepción de la obra. Mi asesoría incluye política de precios, características, hasta asegurarme que la construcción disponga de materiales de calidad. Soy un aliado estratégico de los constructores”, destaca el también ex-vicepresidente de la Asociación de Empresas y Agencias Inmobiliarias (AEI).

Naves industriales, locales comerciales, corporativos, turismo de montaña y de playa, proyectos nuevos,  reventa, casas, solares, alquileres, viviendas de bajo costo, fideicomisos, zonas, entre otros abarcan la gama de opciones disponibles para optar en el mercado.

A Claudia Guzmán le llegó de manera orgánica su identidad con el sector comercial y corporativo. Y aunque no lo planificó hoy día está satisfecha con los resultados porque navega en un renglón generador de riquezas. “Cuando vendo o rento un local siento que ayudo a mejorar las condiciones de vida de alguien, a empujar un empleo”, expresa la experimentada agente con más de 20 años de ejercicio.

Las ventajas de este tipo de exclusividades es que “todo el mundo quiere trabajar con expertos. Cuando un ingeniero se sienta conmigo lo único que no manejo es cálculo estructural”, manifiesta Paulino, quien agrega que su consultoría es garantía para la inversión de sus clientes.

Guzmán, que encabeza la división comercial de la creciente agencia Plusval, entiende que la especialización ahorra tiempo para ambas partes, porque un experto no improvisa y sabe ubicar lo que necesita y le conviene al cliente.

Bienvenido Paulino. (Fuente externa).

El confinamiento obligado por la pandemia puso en evidencia cuan valioso es el servicio que da Claudia a sus clientes, pues la cantidad de locales cerrados la hizo reflexionar sobre el número de personas que ayuda a través de su oficio.

Ambos les exhortan a los noveles y corredores en general a especializarse. “Lo digo constantemente a quienes trabajan que la única manera de triunfar y ser exitoso es especializándose en una zona, un tipo de inmueble, turismo, naves industriales, bajo costo, zonas específicas”, aconseja Paulino.

No importa con cual, identifíquese con una rama, empieza hoy. Eso le hará convertirse en un experto, manejar información exclusiva y útil que lo pondrá en ventaja frente a su competencia.

Dejar un comentario