Últimas noticias
Skip to main content

La domótica ha potenciado la evolución de los protectores y techos en terrazas durante los últimos años. De ahí que el dilema no resulte tan simplista, ya que hoy en día los techos no se limitan a ser estáticos y se adaptan a diferentes parámetros: desde la hora del día hasta el grado de apertura bajo la intención de buscar una eficiencia energética y generar un espacio más agradable y dinámico según las necesidades. “En cualquier caso, las prestaciones tanto de los techos móviles como de los fijos son similares”, aseguran expertos.

Ventajas y desventajas de los techos móviles

Hablar de techos móviles supone hacerlo de varias ventajas: “con este tipo de techos contamos con la posibilidad de abrir y cerrar la estructura en todo momento, por lo que tenemos mayor libertad para decidir cómo y cuándo utilizar la terraza”.

A esta principal cualidad, cabe sumar la graduación de una mayor o menor luminosidad en función del momento del día en que vayamos a disfrutar del espacio. “Además, los techos móviles aseguran un buen nivel de aislamiento térmico y acústico.

Respecto a los contras de los techos móviles, las opciones se reducen a una principal: el precio, ya que son estructuras más caras que los techos fijos. “Su mantenimiento también es más delicado y conlleva más cuidados que los techos fijos”.

Otro aspecto a tener en cuenta es la estética, ya que en el caso de los techos móviles estos permiten jugar con una menor selección de diseños o materiales naturales.

Por último, el techo móvil requiere de un mayor mantenimiento que el fijo, ya que debemos comprobar que las aperturas se realicen correctamente y esto puede implicar ciertas revisiones de forma temporal.

Ventajas y desventajas de los techos fijos

Paradójicamente, las ventajas y desventajas de los techos móviles hablan mucho de los techos fijos. Sin embargo, cuando se trata de resaltar los ‘pros’ de esta opción, las virtudes resultan toda una sorpresa: aunque la estructura sea “fija”, siempre podemos elegir la cantidad de luz que penetra en el espacio en función de la orientación de la terraza y diferentes opciones – desde un techo transparente hasta otro con luz atenuada o completamente opaco.

Este factor nos permite ahorrar tiempo a la hora de decidir cuándo plegar o no el techo, ya que habremos instalado un techo fijo en función de la incidencia solar u otros factores cotidianos.

El techo fijo también es una opción recomendable en zonas con climas fríos o muy lluviosos, mientras que los móviles son más aptos para zonas cálidas y soleadas.

Otra ventaja de los techos fijos es su falta de limitación respecto a un espacio o superficie, por lo que son más versátiles que los móviles, los cuales necesitan de unas medidas mínimas para facilitar la instalación.

Como contra, la luminosidad de los techos fijos suele ser menor excepto si optamos por una estructura acristalada. En este aspecto, los techos móviles aportan una mayor sensación de amplitud y permiten que la luz penetre con mayor facilidad en la terraza o el jardín.

Tanto los techos móviles como los fijos son opciones igualmente válidas. “Es posible resolver cualquier estancia siempre que, en el caso de los techos móviles, tengas en cuenta el factor económico y de mantenimiento. Si en tu situación, te decides por un techo fijo, estos aspectos serán más prescindibles”.

Con texto de AD.