Últimas noticias
Skip to main content

Un andamio es una construcción provisional con la que se permite el acceso de los obreros a los distintos puntos de una construcción. Se trata, según establece Wikipedia, de una estructura auxiliar o construcción provisional con la que se pueden realizar desde torres hasta pasarelas o puentes.

Antiguamente se utilizaba la madera para su realización y aún en algunos países asiáticos se siguen realizando de bambú, pero el metal, especialmente el acero y el aluminio, son los materiales utilizados en la actualidad para su fabricación, aunque también existen variantes realizadas con materiales plásticos.

En la antigüedad, las construcciones necesitaban de elementos para elevar los materiales pesados, a través de rampas, por ejemplo, las pirámides egipcias alrededor del año 2.500 Antes de Cristo. El desarrollo de los andamios en China surge desde la necesidad de elaborar barricadas en el contexto de los conflictos bélicos.

Iniciando el siglo XX, el acero se convirtió en el principal material con el que se elabora el andamio y últimamente se fabrican más livianos utilizando el aluminio, los llamados tubulares, hechos de tubo, se han convertido en los más utilizados en todo el mundo y en la línea de base durante mucho tiempo.


Las modernas técnicas de fabricación y ensamblaje de andamios permiten que puedan existir estructuras auxiliares de enormes dimensiones, con todo tipo de dispositivos que consiguen que los operarios puedan trabajar de forma segura.


Los andamios son esenciales en todas las obras, ya sean casas, edificios u obras, tanques, centros comerciales puentes y muchos otros.


Las torres de andamio pueden alcanzar hasta 25 metros, sin embargo, se deben hacer cálculos cuidadosos de su resistencia a las diversas cargas aplicadas, igualmente deben ofrecer seguridad y total estabilidad.


Su uso generalizado dio lugar a que se crearan normas gubernamentales para brindar seguridad a los trabajadores.

Tipos de andamio

Existen diferentes tipos de andamios, los cuales se diferencian por sus características: acero galvanizado, fibra de vidrio, metal, acero o aluminio, siendo generalmente de materiales resistentes; su altura depende de la complejidad de la obra.

Los hay de tipo caballete, de crucetas o tradicional, europeos, eléctricos o con plataforma auto elevadora, colgantes, multidireccionales,

Fuentes: Wikipedia/cubiequipos.com

Texto publicado originalmente en El Inmobiliario impreso.