Últimas noticias
Skip to main content

Valdez Albizu precisó que, de los recursos citados, quedan pendientes de ser utilizados, por las entidades de intermediación financiera, unos RD$12,784 millones.

SANTO DOMINGO.– El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, informó ayer que la liberación del encaje legal ha beneficiado a las familias adquirientes de viviendas con 3,842 préstamos, así como a las empresas constructoras con 47 préstamos interinos.

Valdez Albizu subrayó la especial atención que el BCRD dedica al sector construcción, que consideró fundamental para la República Dominicana, destacando su aporte al valor agregado a la economía, y su papel en la edificación de un parque de viviendas en diferentes modalidades, especialmente las de bajo costo.

El gobernador recibió la visita de la directiva de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de la Vivienda (ACOPROVI), encabezada por su presidenta, Annerys Meléndez; así como a representantes de la Cámara Dominicana de la Construcción (CADOCON), cuya presidencia ostenta Dino Campagna.

La comitiva consideró decisiva las liberaciones realizadas de recursos del encaje legal y Facilidades de Liquidez Rápida (FLR), destinadas a facilitar el acceso de los dominicanos a soluciones habitacionales de bajo costo.

En ese tenor, el gobernador resaltó que la liberación de encaje legal para viviendas de bajo costo ascendió a RD$21,424 millones. De este monto, las entidades de intermediación financiera han canalizado RD$12,502 millones a tasas de interés no mayores al 9 % anual (RD$8,905 millones para la adquisición de viviendas y los restantes RD$3,596 millones para su construcción mediante préstamos interinos a promotores inmobiliarios).

Se estima que con este programa se construirían más de 13 mil viviendas de bajo costo. Asimismo, el gobernador resaltó que, mediante las medidas de liquidez aprobadas por la Junta Monetaria en 2023, se ha sido canalizado RD$127,593 millones, principalmente a los sectores de comercio (RD$48,769 millones), hogares (RD$20,507 millones), construcción (RD$12,777 millones), manufactura (RD$7,684 millones), agropecuaria (RD$2,307 millones), salud (RD$1,847 millones), entre otros, a tasas de interés de hasta 9% anual.

Recursos pendientes

A su vez, enfatizó que estas medidas de liquidez, vistas en su conjunto, han beneficiado con más de 17 mil préstamos a las familias y empresas favorecidas con los recursos colocados durante la implementación de estos programas.

Valdez Albizu precisó que, de los recursos citados, quedan pendientes de ser utilizados, por las entidades de intermediación financiera, unos RD$12,784 millones. De esos fondos disponibles, unos RD$8,923 millones pueden ser colocados, indistintamente, para la adquisición o la construcción (interinos) de viviendas de bajo costo, según lo autorizado por la Junta Monetaria recientemente, lo cual ha venido acelerando la colocación de dichos recursos.

Los representantes del sector construcción expresaron la importancia que tiene para el afianzamiento de sus proyectos el desarrollo de una política monetaria como la que se está ejecutando por el BCRD, teniendo especial relevancia el índice de precios al consumidor (IPC) y la tasa de referencia del dólar.

Al respecto, Valdez Albizu señaló que el IPC experimentó una variación mensual de 0.52 % en el mes de agosto de 2023, y que, con este resultado, la inflación interanual, medida desde agosto de 2022 hasta agosto de 2023, se ubicó en 4.27 %, manteniéndose dentro del rango meta de 4.0 % ± 1.0 %, lo que se espera continúe así hasta final de año.

Indicó que se prolongará la estabilidad del peso dominicano en el mercado cambiario, y que, como resultado de las medidas de flexibilización, se observa un mayor crecimiento de los agregados monetarios, que se expanden a tasas significativamente superiores a la del PIB nominal.

Los integrantes de las delegaciones de ACOPROVI hicieron notar el beneficio que significa los buenos niveles de remesas que recibe el país, ya que una buena parte de esos recursos se utilizan en la compra de viviendas. Valdez Albizu respondió que, durante los primeros ocho meses del año 2023, las remesas recibidas alcanzaron la cifra de US$6,769.9 millones, lo cual representa un crecimiento de 3.9 % en comparación con el mismo período del año anterior. Este aumento se encuentra en línea con la proyección de superar los US$10,000 millones al finalizar el año 2023.

Valdez Albizu estuvo acompañado por la vicegobernadora del Banco Central, Clarissa de la Rocha de Torres; el gerente, Ervin Novas Bello; el subgerente de Políticas Monetaria, Cambiaria y Financiera, Joel Tejeda Comprés; y el subgerente de Regulación y Estabilidad Financiera, Máximo Rodríguez.

Asimismo, asistieron el subgerente de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas, Ramón González; la directora del Departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas, Elina Rosario; y el director del Departamento de Regulación y Estabilidad Financiera, Carlos Delgado.

Junto a Annerys Meléndez acudieron, por ACOPROVI: Guido Rosario, 2º vicepresidente; Héctor Bretón, asesor; Santiago Colomé, 1º vocal; Pablo Piantini, Com. Cuentas; Ángel Paulino, 2º vocal; y Jorge Montalvo, asesor. De su lado, Dino Campagna, de CADOCON, vino acompañado de Raúl Aguayo.