Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.-A propósito de los vientos que soplan de que República Dominicana se abocará a una nueva reforma fiscal próximamente, varios gremios del sector construcción e inmobiliario unirán fuerzas para trabajar una propuesta que será presentada en los próximos días al Poder Ejecutivo.

Así lo reveló este miércoles a El Inmobiliario, Alberto Bogaert, presidente de la Asociación de Agentes y Empresas Inmobiliarias (AEI), quien explicó que para los fines se ha contratado la firma del economista Magin Díaz, para la elaboración de la propuesta.

“Esa empresa nos estará asesorando con el propósito de que hagamos una propuesta en conjunto al Estado Dominicano”, aseguró el asesor inmobiliario.

Explicó que todavía no tienen los detalles sobre el enfoque sobre el que girará el plan, dado que la primera reunión se llevará a cabo esta semana.

Las entidades involucradas son, precisó, Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi), Asociación de Promotores y Constructores del Cibao (Aprocovici), Asociación de Desarrolladores y Constructores de la Altagracia (Adecla), según precisó el presidente de la AEI.

IPI uno de los favoritos

El Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria (IPI), se perfila entre los favoritos de las propuestas de profesionales tributarios y hasta de autoridades del Gobierno, con la anuencia y sugerencias de organismos internacionales, publicó recientemente el periódico Listín Diario.

Actualmente, el IPI se aplica a la diferencia del conjunto de viviendas o vivienda valorada en un poco más de RD$9 millones (RD$9,860,649.00).

Algunos de los planteamientos sugieren que el gravamen se extienda a residencias lujosas en terrenos rurales o semi-rurales, que son usadas para renta corta o de vacaciones.

De su lado , el abogado y asesor fiscal Edgar Barnichta Geara sugiere derogar la actual Ley No.18-88, del Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria (IPI), a cambio de introducir un nuevo impuesto, con la misma tasa de 1%, pero que se aplicará sobre el valor real de los mismos en el mercado, disminuido en un 20%, sin tomar en cuenta las cargas o gravámenes que puedan recaer sobre los inmuebles y mejoras.

Cuando se trate de solares en proceso de construcción, sugiere que el impuesto se aplicará únicamente sobre el valor del terreno y no sobre las construcciones.

En cuanto a las operaciones inmobiliarias, sugiere gravar con 1% los aportes en naturaleza de inmuebles a sociedades comerciales y plantea que cuando se trate de venta de inmueble con hipoteca o privilegio del vendedor no pagado, solo se pagará el 3% de impuesto de transferencia, según una publicación divulgada por el periódico Hoy.