Últimas noticias
Skip to main content

SANTO DOMINGO.– Aunque para mediados del presente año 2023, el crecimiento de los
créditos dirigidos al sector construcción presentaba una desaceleración, a septiembre registra un crecimiento interanual de 27.9%, de acuerdo al informe «Estabilidad Financiera Septiembre 2023», dada a conocer ayer por el Banco Central de la República Dominicana (BCRD).


«En estos resultados sectoriales de la evolución de los créditos ha incidido la ralentización en el crecimiento de las actividades productivas nacionales, las cuales se espera que recuperen su ritmo de expansión a partir de las medidas de provisión de liquidez y reducción de las tasas de interés adoptadas para apuntalar el crecimiento económico en un contexto de menores presiones inflacionarias», dice el informe.

Agrega que el conjunto de medidas estaría dinamizando el crecimiento económico para lo que resta del 2023, por lo que la entidad esperara que la concesión de créditos en el sector construcción
recupere su ritmo histórico de expansión.

Dentro de las medidas cita la liberación de recursos por cobertura del encaje legal ascendente a un monto de RD$55,377.4 millones, para que las entidades de intermediación financiera canalizaran préstamos nuevos a los sectores productivos, así como, para la adquisición y construcción de viviendas de bajo costo en condiciones favorables.

«En general, estos recursos están dirigidos a dinamizar las actividades económicas bajo condiciones financieras favorables. Al cierre de septiembre de 2023, se habían otorgado 16,938 préstamos, mayormente destinados al comercio, hogares, construcción y manufactura, entre otros», dice el reporte del Banco Central.

En el caso de las entidades de intermediación financiera, el análisis señala que la cartera de crédito total bruta de estas entidades mostró «un comportamiento balanceado», siendo los sectores de consumo (con un 21.2 %) y de viviendas (15.7 %) los que más exhibieron incrementos.

Por su parte, los préstamos destinados al sector privado crecieron un 18.3 %.

El Banco Central estima que el ritmo de expansión de los créditos tanto hacia los sectores productivos como hacia los hogares continuarán a medida que se reduzca gradualmente las tasas de interés que, desde mayo hasta agosto de este año, acumulan una reducción de 100 puntos básicos, pasando de 8.50 % a 7.50 % anual.

«En efecto, las tasas de interés activas han experimentado una reducción significativa, destacándose las correspondientes a los bancos múltiples, las cuales disminuyeron cerca de 150 puntos básicos al cierre de agosto del 2023», apunta el informe. 

El BCRD informó que los préstamos concedidos al sector privado para el desarrollo de sus actividades se ha expandido un 11.4 % desde diciembre del 2022 a julio de este año.

En el Informe Estabilidad Financiera Septiembre 2023 la entidad monetaria señala que la demanda de liquidez por parte del sector comercio, consumo y adquisición de viviendas –respectivamente– explican el impulso de los créditos concedidos durante estos siete meses.

En efecto, las instituciones financieras de depósitos otorgaron un 15 % más de préstamos al sector comercio en relación con el mismo período del año pasado. A este sector le siguió consumo, con un 12.4 % y viviendas, con un aumento de 8.6 %.

Asimismo, el análisis señala que la cartera de crédito destinada al sector corporativo aumentó 17.6 % a junio del 2023, totalizando 878,322.8 millones de pesos. El comercio, las industrias manufactureras y la construcción constituyen el 57.6 % de esta cartera.

Todo este  dinamismo influyó en el crecimiento de los activos totales netos de las instituciones financieras de depósito en general, los cuales ascendieron a 3.6 billones de pesos a junio del 2023, para un alza interanual de 10.5 %. Actualmente, estos activos representan el 50.4 % del producto interno bruto (PIB).

El informe del Banco Central muestra que los activos totales de las entidades de intermediación financiera crecieron en 3.3 billones de pesos a julio del 2023, para una variación del 15.5 % interanual y un aumento acumulado de 10.8 % desde diciembre del año pasado.

Este desempeño se explica en la expansión de la cartera de créditos y las inversiones, que equivalen al 52.1 % y 25.1 % del total de los activos, respectivamente. Por su parte, los fondos disponibles aumentaron un 10.8 %.

En ese sentido, el patrimonio neto de la banca alcanzó los 374,945.6 millones de pesos, para un alza de 16.9 % en los primeros siete meses de este año.

Este comportamiento se debió a las capitalizaciones que realizaron las entidades, que representan el 69.9 % del total, mientras que el restante se debe a los beneficios acumulados durante este período.

Al cierre de este año, el Banco Central proyecta que los activos de las entidades de intermediación crezcan un 7.6 % y el patrimonio lo haga un 15.5 %.