Últimas noticias
Skip to main content

Sometió un documento para impugnar la medida amparándose en el artículo 461 del Código de Trabajo.

SANTO DOMINGO.-Acoprovi, Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Vivienda Considera que el aumento salarial que entró en vigencia para trabajadores del sector construcción y áreas afines podría representar un incremento de hasta un 7 % de aumento en el precio de la vivienda.

La Asociación de los constructores destacó la necesidad de que exista un equilibrio en las medidas adoptadas para no impactar el costo de las viviendas, aunque saludó el interés de mejorar las condiciones salariales de los empleados del sector de la construcción en el país.

Recientemente, se anunció la aprobación de siete resoluciones por el Comité Nacional de Salarios, estableciendo un aumento salarial del 20 % para los trabajadores del sector construcción y áreas afines.

El aumento salarial anunciado aplica tanto para trabajadores formales como independientes. Se implementará en dos fases: un 12 % retroactivo a partir del 1 de mayo y el 8 % restante a partir del 1 de enero de 2025.

En busca de su reconsideración, Acoprovi informó que sometió el pasado 28 de mayo del corriente a las autoridades una impugnación sobre dicho aumento, amparándose en el artículo 461 del Código de Trabajo.

Acoprovi destacó que el costo de la mano de obra constituye hasta el 30 % del costo total de las construcciones.

«Tomando en cuenta que el promedio de la inflación anual de los últimos años ronda el 5.54 %, un aumento salarial del 20 % resulta imprevisible en los presupuestos de obras y podría tener un impacto significativo de hasta un 7 % de aumento del precio de la vivienda», advirtió.

La preocupación principal radica en que este incremento podría resultar en que gran cantidad de viviendas salgan del rango de bajo costo, retirando la facilidad del bono a las unidades ya vendidas.

«En ese escenario, a muchos dominicanos se les dificultaría poder completar el pago inicial y una gran cantidad de familias no tendrían acceso a una vivienda digna», aseguró el gremio.

«Es indispensable mejorar las condiciones laborales de los empleados de la construcción. Y para hacerlo de manera sostenible, previniendo la informalidad y garantizando viviendas asequibles, es necesario que todos los sectores nos sentemos a encontrar la manera de aplicar mejorías sostenibles», dijo Annerys Meléndez, presidenta de Acoprovi.

Informó que un análisis de los aumentos de salario del sector construcción con respecto a la inflación acumulada revela que desde 2020, al incluir este aumento, los salarios se habrían incrementado en un 59 %, cuando el índice de precio al consumidor publicado por el Banco Central indica una inflación acumulada del 26.16 %, por lo que los salarios estarían aumentando más del doble respecto a la inflación.

Agregó: «El aumento desproporcionado de los salarios puede ser una medida contraproducente al estimular la informalidad y el desempleo, con todos los efectos colaterales que esto conlleva, razón por la cual procedimos a impugnar».

Acoprovi considera como fundamental encontrar un equilibrio que garantice condiciones laborales justas y sostenibles para los trabajadores, promoviendo al mismo tiempo el crecimiento económico del sector de la construcción y asegurando que los dominicanos puedan seguir accediendo a viviendas dignas.