Últimas noticias
Skip to main content

Afirma que la inversión extranjera inmobiliaria podría verse afectada.

Por Gissel Taveras

El Inmobiliario

SANTO DOMINGO.-El presidente de la Asociación de Constructores de Santo Domingo Este (ASCODE), Riubell Montes de Oca, considera que aumentar el gravamen del IPI sería una decisión que en este momento afectaría significativamente al mercado inmobiliario, ya que aunque no se conozca públicamente, el mercado está teniendo una baja considerable en lo que va de año en comparación con el pasado año 2023.

“Es importante destacar que cuando entrevistamos a personas con intención de comprar un inmueble y no completan la compra la razón principal en este momento son las altas tasas de interés actuales”.

Afirma, que si se suma a esto, que los inversionistas tendrían que pagar más impuestos por concepto de IPI aparte de conocer las tasas actuales limitaría aún más el mercado inmobiliario.

“Consideramos que aumentar el impuesto al patrimonio inmobiliario (IPI) afectaría de manera directa al sector construcción y al sector inmobiliario que juntos, representan uno de los principales sectores que sostiene la economía nacional”, expuso el empresario.

Explica que si se analiza el sector turismo que es tan importante para la economía cuando se habla de turismo a la vez indirectamente se habla de construcción, ya que los alojamientos se materializan sobre infraestructuras habitacionales.

“No obstante el aumentar el impuesto al IPI entendemos que en este momento sería una lesión directa al sector construcción e inmobiliario”, sostuvo Montes de Oca.

ASCODE es el gremio creado en el presente año y que agrupa a desarrolladores y constructores de Santo Domingo Este, una zona donde el desarrollo inmobiliario ha crecido significativamente en los últimos años.