Últimas noticias
Skip to main content

Entendemos que con las medidas adecuadas de parte del gobierno y las autoridades monetarias, podremos tener un sector fuerte en el 2023 que pueda retomar el dinamismo que lo caracterizó en el 2021, en el cual tuvo un crecimiento de un 23,4%, siendo el 2do de mayor crecimiento y pieza fundamental en el relanzamiento de nuestra economía ese año». Jorge Montalvo.

SANTO DOMINGO.- Jorge Montalvo, presidente de Acoprovi, Asociación de Constructores y Promotores de la Vivienda, aboga para que el Gobierno aumente el tope de la vivienda de bajo costo entre un 17 y un 20% para permitir que las personas que adquieran un techo en este tipo de proyecto puedan seguir disfrutando de los incentivos establecidos para esos fines y compensar el aumento importante que ha tenido el costo del metro cuadrado de construcción en el último año.

 A esta medida le añade la flexibilización y calificación de vivienda de bajo costo para facilitar el acceso a este tipo de proyectos para los adquirientes.

Al hablar para El Inmobiliario digital sobre los hechos del sector en el 2022 y los desafios y perspectivas del 2023, el representante de los constructores entiende que con las medidas adecuadas de parte del gobierno y las autoridades monetarias, el sector construcción podrá repuntar en el 2023 y retomar el dinamismo que lo caracterizó el pasado año, cuando logró alcanzar un crecimiento de un 23,4%, siendo el segundo de mayor crecimiento y pieza fundamental en el relanzamiento de la economía dominicana, durante el 2021.

Arquitecto Jorge Montalvo, presidente de Acoprovi. (Fidel Pérez/El Inmobiliario).

Añade que el sector tuvo una participación del 15% del PIB, generando más de 400 mil empleos directos, y siendo uno de los que más derrame genera dentro de la economía general, siendo pieza fundamental para el desarrollo económico y social del país.

Montalvo destaca la desaceleración que registró construcción con relación al año pasado, con un crecimiento de apenas 1.6% entre enero y noviembre, pasando de ocupar la privilegiada posición de segundo lugar en el 2021 al 16vo entre los sectores productivos este año.

“Las principales causas de esta desaceleración son los altos costos de los materiales de construcción y el aumento sostenido en las tasas de interés según datos publicados por el Banco Central la semana pasada”, explica.

Con relación a la inflación, al presidente de Acoprovi le gustaría pensar que lo peor pasó, tomando como base que desde el  inicio de la pandemia a julio de este año, el Indice de Costo Directo de la Vivienda (ICDV) que lleva la Oficina Nacional de Estadística (ONE) se había disparado en más de un 40%, reduciéndose apenas poco más del 2% con la reducción de algunos materiales entre agosto y septiembre.

“Pero nuevamente parece retomar la tendencia al alza para el mes de octubre y se proyecta un nuevo aumento en el ICDV de este mes, debido al aumento de 30 pesos en la funda de cemento esta misma semana que podría generar un aumento en el costo del metro cuadrado de construcción de más de un 1.60% borrando la reducción de hace unos meses”.

No obstante las nubes grises presentes en el paisaje del año 2022, Montalvo entiende que habrá un panorama de mayor estabilidad en 2023 de acuerdo a las metas de inflación que el Banco Central prevé estar alcanzando antes de finalizar el primer semestre del año 2023.

“Eso sumado a una liberación de encaje de parte de las autoridades monetarias que inyecte recursos frescos destinados a la construcción y adquisición de viviendas nuevas, de manera focalizada, en un inicio para la  vivienda social y de bajo costo, que pueda posteriormente irse ampliando y otros segmentos, podría dar un empuje importante al sector vivienda”, apunta el gremialista y empresario.

Seguridad para trabajadores de la construcción

Asimismo Jorge Montalvo sugiere , que aprovechando la puesta en vigencia de un piloto del régimen contributivo subsidiado para el trabajo doméstico, se incluya en el mismo o en otro, al sector construcción, a los fines de poder ofrecer la protección y seguridad adecuada a los trabajadores de la construcción, sin las distorsiones actuales que genera el escalamiento de salarios bajo parámetros divorciados de la dinámica del sector, que representa más de 400 mil empleos directos.

También Acoprovi  entiende que sería positivo que en el 2023 se apruebe el proyecto de Ley de alquileres de bienes inmuebles y desahucios que reposa en el congreso, de la autoría del  presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, a la cual los representantes de Acoprovi le han hecho importantes aportes y «está llamada a ser una ley de alquileres moderna, que ofrezca garantía jurídica a todas las partes y permita la creación de un nuevo mercado de desarrollo inmobiliario en todos los segmentos.

“Junto con los planes de vivienda social lanzados por las autoridades el año pasado, Familia Feliz y Mi Vivienda, darían una nueva herramienta para enfrentar de manera efectiva el gran déficit habitacional que afecta nuestro país”, planteó el presidente de los constructores.